30 días preso por hacerle una "porno venganza" a su ex

Miércoles 23 de marzo de 2016
Meses después de que docenas de explícitas fotos suyas fueran publicadas en Internet en una campaña de acoso cibernético, la víctima de la misma, una mujer de 29 años de Miami, sigue sintiéndose estremecida.

“No tengo palabras para describir cómo esto ha afectado mi vida. Yo me sentí destruida más allá de toda posibilidad de arreglo, y a veces me siento así, pero yo me sobrepondré”, dijo ella en una carta que se leyó en el juzgado. “La paranoia, el miedo y los constantes ataques de ansiedad me hicieron sentir que no merecía vivir un día en paz”.

Antonio Giansante
Antonio Giansante Miami
Pero el viernes brindó la posibilidad de poner fin a las cosas cuando su ex novio, ex consultor de informática de Miami Beach, llamado Antonio Giansante, aceptó su responsabilidad por divulgar la “pornografía de la venganza”. El acordó pasar 30 días en la cárcel y cumplir cinco años de libertad condicional.

El acuerdo fue una victoria significativa para los activistas en contra del acoso cibernético. La carta de la mujer fue leída al juez por la abogada de Miami, Elisa D’Amico, confundadora del Proyecto Legal de Derechos Civiles Cibernéticos (Cyber Civil Rights Legal Project), el cual trabajó extensamente con la víctima y lucha contra la “pornografía de venganza”.

“Considero que esta es una gran victoria”, dijo D’Amico, quien fue honrada este año por el Tribunal Supremo de la Florida por su labor a favor de las víctimas de la “porno venganza”.

Ella afirmó que la víctima había sido “abnegada e increíblemente fuerte”.

El grupo, conjuntamente con la fiscal estatal de Miami-Dade, Katherine Fernández Rundle, luchó el año pasado por la aprobación de una ley que criminaliza la publicación no consensual de fotos íntimas en Internet. Florida se convirtió en el estado número 16 en aprobar leyes más severas contra la “porno venganza”.

Giansante no fue arrestado bajo la nueva ley porque sus delitos fueron anteriores a la aprobación de la misma.

El consultor informático fue arrestado en febrero del año pasado bajo cargos de acoso cibernético, pornografía infantil y voyeurismo de video. El viernes, él admitió los cargos de voyeurismo.

Giansante deberá además pagar $2,500 tanto al programa nacional Iniciativa de Derechos Civiles Cibernéticos (Cyber Civil Rights Initiative) y el Proyecto Fénix (Project Phoenix), un refugio para víctimas de tráfico humano en Camillus House, en Miami.

Bajo las condiciones del acuerdo extrajudicial, él no será considerado un delincuente convicto de mayor cuantía.

Aunque mi cliente fue acusado inicialmente de una larga lista de crímenes muy graves, debe destacarse que la inmensa mayoría de los cargos fueron desestimados”, dijo su abogado John Priovolos. “El señor Giansante acabó aceptando un acuerdo extrajudicial justo que fue aprobado por la víctima y por el juez”.

Según la fiscalía, Giansante trató 40 veces de publicar las imágenes pornográficas en la página de Facebook del trabajo de ella. Detectives de la policía de Miami Beach rastrearon las imágenes a la computadora de Giansante en su apartamento de Euclid Avenue.

Giansante, quien fuera entrenador de fútbol en Puerto Rico, había empezado a salir con la ex jugadora de fútbol cuando ella tenía 16 años. Ellos estuvieron juntos varios años, y ella consintió a dejarse tomar varias fotos desnuda, las cuales se tomaron cuando ella era menor de edad.

Pero muchas de las fotos y algunos videos fueron tomados en secreto sin su consentimiento. Después de mudarse a Miami, la pareja se separó en el 2012 debido a “los celos y la posesividad de él”, de acuerdo con una orden de registro.

Tras la ruptura, compañeros de trabajo de ella empezaron a recibir pedidos de amistad en Facebook e Instagram de perfiles donde aparecían las imágenes de ella desnuda. Ella encontró un website en que aparecían 62 imágenes.

Ella dijo a la policía de Miami Beach que ella casi renunció a su trabajo y que ha “sufrido ataques de pánico a consecuencia de esa conducta torturadora”.

Fernández Rundle dijo el viernes que la “porno venganza es una herramienta usada por un ex compañero, esposo o amante rechazado para ganar poder o control sobre alguien”.

“El plan de dominación del señor Giansante fue echado a perder por la valentía de su víctima, que decidió denunciar este crimen a las autoridades”.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article67104757.html#storylink=cpy