Multitudinaria movilización por el 40º aniversario del golpe cívico-militar

Miles de personas se concentraron frente al Congreso y a lo largo de la Avenida de Mayo hasta la Casa Rosada. Hubo agrupaciones de Derechos Humanos, partidos políticos y ciudadanos autoconvocados.
Viernes 25 de marzo de 2016
Representantes de los organismos de derechos humanos encabezaron un multitudinario acto en conmemoración del 40º aniversario del último golpe cívico-militar, en el que difundieron un duro documento en contra de la gestión del presidente Mauricio Macri.

Minutos después de las 17, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Abuelas, H.I.J.O.S. y Familiares de detenidos por razones políticas iniciaron el acto desde el escenario ubicado a espaldas de la Casa Rosada, acompañados de una importante presencia de militantes de distintas organizaciones sociales, estudiantiles, sindicales y agrupaciones políticas.

Por su parte, la titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, se mostró en un trailer sobre la calle Hipólito Yrigoyen junto a los ex funcionarios Aníbal Fernández y Guillermo Moreno y dijo: "El que no hace política, no sabe lo hermoso que es amar. Hacer política es tan hermoso y tan fantástico como hacer el amor".

Durante la movilización, que coincidió con el segundo día de visita del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, hubo también fuertes críticas a su figura, en sintonía con el rechazo que ya habían manifestado el miércoles distintos partidos políticos.

En ese contexto, la titular de Abuelas, Estela de Carlotto, aseguró que "el presidente de Estados Unidos anunció, 40 años después, que serán desclasificados los archivos de la dictadura, es obligación de todos los Estados y gobiernos aportar a la verdad, la memoria y la justicia, esperamos cumpla ese anuncio y podamos acceder a la información que tiene ese país que fue partícipe de todas las dictaduras en la región con el Plan Cóndor", lanzó.

El crítico documento advirtió sobre el "doble discurso" de la administración de Macri, exigió el cese de los "despidos", reivindicó la "militancia" y las políticas de Estado impulsadas durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, y pidió la "renuncia indeclinable" del director del Teatro Colón y titular de la cartera de Cultura porteña, Darío Lopérfido, por sus polémicos dichos.

También los organismos le pidieron a Estados Unidos "dejar de violar los derechos humanos tanto en su territorio como en toda la región como en la cárcel de Guantánamo", exigieron la "libertad" para la "presa política Milagro Sala", advirtieron que "la participación civil todavía tiene impunidad", recordaron los "diez años" de la desaparición de Jorge Julio López y afirmaron que "se violentaron leyes como la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual".

"Nuevamente exigimos la renuncia indeclinable, inmediata de Darío Lopérfido, un funcionario negacionista a cargo de la cultura del gobierno de esta ciudad, quien puso en duda la magnitud del genocidio que sufrió nuestro pueblo, tan grave como sus dichos es que el jefe de gobierno de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta lo mantenga en el cargo", aseguró una referente de Abuelas, Lita Boitano, que leyó parte del documento.

En tanto, denunció que "el gobierno tiene doble discurso" porque, señaló, "dice que los juicios a genocidas van a continuar pero despiden a trabajadores, no cesa en el intento de opacar a la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó".

"La política de memoria, verdad y justicia sólo se sostiene con los trabajadores adentro, por eso exigimos que se terminen los despidos, que se respete el derecho al trabajo, y se mantenga la política de Estado de verdad, memoria y justicia para que encontremos a jóvenes apropiados, para que continúe la búsqueda de los cuerpos de detenidos y sigan los juicios a genocidas", exigió.

Los organismos alertaron que "hoy en el discurso de Macri y (el presidente de Estados Unidos Barack) Obama en el Parque de la Memoria que dijo 'nunca más a la violencia política e institucional' es la teoría de los dos demonios".

Además, aseguraron que "hasta llegamos a ver a los culpables reivindicar los crímenes, esa historia cambió en el 2003, con el presidente Néstor Kirchner quien decidió sacar e incluir como políticas de Estado, la lucha del pueblo por la verdad, la memoria y la justicia. También la presidencia de Cristina Fernández, los genocidas fueron condenados, hubo más de 130 ex centros clandestinos señalizados".

Por su parte, la referente de Madres Línea Fundadora, Tati Almeida, leyó otro fragmento del texto en donde se afirmó que "sin derechos, no hay democracia", consideró un "pago irresponsable la deuda a los fondos buitres" y repudió el "intento destituyente a las democracias de Latinoamérica".