Quilmes sacó provecho de la inmadurez de Vélez

Victoria 2 a 1 en Liniers. los Cerveceros sumaron tres puntos clave en su lucha para la tabla de los promedios.
Lunes 28 de marzo de 2016
Quilmes sacó provecho esta noche de la inmadurez y la irregularidad de Vélez Sarsfield y lo venció 2-1 en el Estadio José Amalfitani, al poner al día un partido que se hallaba pendiente de la séptima fecha de la Zona 1 del Torneo de Transición de Primera División.

El local ganaba por una conquista de Jorge Correa a los 39 minutos del primer tiempo, con un remate de zurda desde afuera del área tras pase de Yamil Asad, quien había tomado un rebote del arquero Silvio Dulcich provocado por un remate del mismo Correa.

Sobre el final de la etapa, a los 45 minutos, Ezequiel Rescaldani recibió la pelota como un regalo dentro del área chica después de una serie de rebotes y definió al gol con un potente remate.

El gol decisivo lo aportó Brian Mansilla, a los 25 minutos del segundo período, al culminar un contraataque, tras ser habilitado con criterio y precisión por Sebastián Romero.

De este modo los Cerveceros sumaron tres puntos clave en su lucha para la tabla de los promedios.

En cambio, Los Fortineros dejaron pasar una chance de acercarse a la cima del grupo que lideran Godoy Cruz y Rosario Central, con 17 unidades. Vélez recibirá el próximo domingo a Godoy Cruz y Quilmes visitará el lunes 4 de abril a Gimnasia y Esgrima La Plata, por la novena fecha del campeonato.

El equipo de Christian Bassedas tuvo un rendimiento irregular en el primer segmento, aunque con puntos altos, sobre todo teniendo en cuenta las circunstancias, la tres ausencias en la formación titular, las de Fabricio Alvarenga, Mariano Pavone y Hernán Toledo.

Así y todo el anfitrión manejó la pelota la mayor parte del primer capítulo con prolijidad y, si bien le faltaba profundidad, se las ingenió para generar algunas situaciones propicias en el tramo inicial.
A media que pasaron los minutos Quilmes presionaba mejor, estableció la disputa en la mitad de la cancha y lo empezó a complicar a Vélez con su juego aéreo.

En el momento más adverso, Vélez logró abrir el marcador aprovechando un tiro de esquina que ejecutó el uruguayo Diego Zabala desde la derecha.

La acción se ensució dentro del área y en la afueras apareció Correa para exigir al arquero con un remate rasante y esquinado, Yamil Asad se adueñó del rebote en la izquierda y tocó hacia atrás para el ingreso de Correa, quien definió arriba y a la izquierda de Silvio Dulcich, a los 39.

Vélez estaba cerrando así un primer episodio muy bueno, pero se distrajo y en el cierre Quilmes alcanzó el 1-1 en otro tiro de esquina, mal sancionado, ya que el último en tocar la pelota había sido Federico Andrada.

El córner dese la derecha lo mandó Romero, recibió Andrada en el segunda palo y el ex Vélez Rescaldani convirtió el 1-1.

En la segunda parte del compromiso otra vez se notó la inmadrudez de Vélez como equipo y se le escapó de las manos el triunfo. Eso sucedió porque fue incapaz de manejar el partido y cometió errores demasiado graves.

A los 10, Daniel Imperiale presionó a Alan Aguerre en la salida y le quitó la pelota, pero pifió la definición. Sin embargo, alcanzó a habilitar a Rescaldani y quien salvó la situación sobre la línea fue Lautaro Giannetti.

Fue una jugada demasiado próxima al gol decisivo y desde ese aviso agrandó al visitante y el restó confianza al elenco de Liniers.

Tras el acierto en la red de Mansilla, Quilmes, con menos recursos y un juego directo y oportuno, pasó al frente y supo consolidar su victoria.

En la escena determinante de la noche, hubo un pase bien largo para la corrida de Romero por izquierda y cuando salió Aguerre hubo una habilitación apropiada para el gol de Mansilla. Así festejó el más correcto y el que no cometió errores importantes.