Se casó con su hija de 16 meses, quien tenía cáncer terminal

El hombre, que le había prometido a su hija celebrarle una "boda de ensueño", decidió cumplirlo dos días antes de la muerte de la pequeña.
Martes 29 de marzo de 2016
El inglés Andy Barnard quiso darle a su pequeña hija -diagnosticada con cáncer terminal- la boda que le había prometido.

Luego de la evaluación médica, que determinó que la Poppy-Mai tenía un tumor en el cerebro y que solo le quedaban dos días de vida, Barnard se ‘casó’ con su hija en una boda de ensueño.

Hacía tan solo seis semanas que la familia de la menor había descubierto que Popy-Mai no andaba bien de salud, porque había dejado de comer y beber, y tenía el estómago distendido.

Luego de que llevaron a la bebé a los médicos, estos descubrieron que tenía un agresivo cáncer en sus riñones y se había extendido a sus pulmones.

Pese a que la trataron con quimioterapia, el cáncer llegó al cerebro de la bebé, y al ser inoperable, los especialistas le dijeron a la familia que solo le quedaban dos días de vida a Poppy-Mai.

Los padres decidieron llevarla a casa y disfrutar sus últimos días junto a su bebé, que fue llevada por un pasillo por su madre vestida con con pequeño traje de bautizo.

“Se veía muy linda, pero nadie pudo decir los votos que se habían escrito porque todo el mundo estaba llorando”, manifestó su madre, Sammi, según el Daily Star..

La familia espera que la historia de Poppy-Mai cree conciencia sobre los tumores cerebrales en los niños.