Con Dilma acorralada, su vice ya tiene plan para sucederla

Michel Temer, líder del Partido de Movimiento Democrático Brasileño (que está en alianza con el gobernante Partido de los Trabajadores desde hace 12 años), apuesta a un juicio político
Martes 29 de marzo de 2016

El vicepresidente de Brasil, Michel Temer, cuya agrupación decidirá hoy por la tarde si abandona la coalición con el Partido de los Trabajadores (PT), ya se prepara para gobernar sin la presidenta Dilma Rousseff.

Según adelantó la prensa brasileña, Temer tiene un plan de gobierno en caso de que Dilma sea destituida, que incluye recortes de los programas sociales, privatizaciones y una mayor apertura comercial.

El vicepresidente ya le adelantó a Lula Da Silva, el domingo pasado, que la ruptura con el PT es irreversible. Esto podría obligar, en principio, a la renuncia de los 7 ministros que tiene el PMDB en el gabinete. De todos modos, según fuentes partidarias, hay líderes que no quieren acompañarlo en su plan.

.

De hecho, este martes ya lo hizo el ministro de turismo, Henrique Alves, quien acató el pedido del vicepresidente brasileño Michael Temer, dispuesto a romper con la Jefa de Estado.

.

El PMDB, con sus 69 diputados y 18 senadores, será clave en el resultado del impeachment, que avanza rápidamente y podría concluir hacia mediados de abril si la Cámara lo aprueba por una mayoría de dos tercios (342 de los 513 diputados) y luego el Senado por más de la mitad de sus 82 escaños.

Rousseff sería apartada en ese caso de su cargo por un período máximo de 180 días, hasta que la Cámara alta dé su veredicto final, esta vez por una mayoría de dos tercios.