Iba a trabajar y lo mataron: declaró el abogado asesino y seguirá en prisión

Silvio Guillermo Martinero mató a un peatón presuntamente al defenderse de un asalto por parte de motochorros, en el centro porteño. Sus abogados no pidieron la excarcelación.
Miércoles 30 de marzo de 2016

El abogado y ex militar Silvio Guillermo Martinero terminó de declarar este mediodía, por haber matado a un peatón presuntamente al defenderse de un asalto, y continuará detenido por disposición del juez de instrucción Luis Zelaya que lo investiga por homicidio simple por dolo eventual.
.

Así lo revelaron a DyN fuentes judiciales, que anticiparon además que la defensa del imputado no pidió la excarcelación, por lo cual permanecerá detenido a la espera de que se resuelva la situación procesal, lo que ocurruirá en el término de diez días.

.

Para el letrado, "la legítima defensa existió" porque, según contó, lo estaban asaltando con un arma de fuego, y que respecto a la muerte del cerrajero inocente, "si se llega a determinar que la bala que mató al hombre salió de su arma, lo que podíamos llegar a tener es un homicidio culposo".

El abogado y exmilitar mencionado en las causas del triple crimen de General Rodríguez y la mafia de los medicamentos se resistió a los tiros a un asalto con dos motochorros que le robaron una mochila con 50.000 dólares y documentos, en pleno microcentro porteño, y mató a un cerrajero inocente que caminaba por el lugar, informaron fuentes policiales y judiciales.

El letrado quedó detenido por orden del juez de instrucción 13, Luis Zelaya, quien lo dejó imputado por homicidio simple. El hecho ocurrió en San Martín al 500, entre Tucumán y Lavalle.

Si bien en un principio fuentes policiales sindicaron que el muerto era un delincuente que había actuado en complicidad con dos motochorros que lograron escapar, con el correr de las horas los investigadores determinaron que el fallecido, Daniel Fernando De Negri Rodao (56), de nacionalidad uruguaya, no estaba vinculado al asalto y era empleado de una cerrajería ubicada a la vuelta del lugar del hecho.