Así se salvó el niño acusado de brujería

Hace unos meses una imagen dio la vuelta al mundo,
Miércoles 30 de marzo de 2016
La activista Anja Ringgren ha subido a su cuenta en Facebook una fotografía en la que se puede ver la mejoría del pequeño de dos años, después de ser rescatado hace unos meses por la ONG de Nanja en Nigeria.

Hace unos meses una imagen dio la vuelta al mundo, en ella se veía como una mujer, Anja Ringgren Loven, daba agua a un niño que se encontraba en un estado grave de desnutrición, después de haber sido abandonado por sus padres tras ser acusado de brujería en Nigeria. Desde entonces la ONG de Nanja se encarga del cuidado de Hope, nombre con el que bautizaron al pequeño, que significa ‘Esperanza’.

La misma mujer que le salvó la vida ha sido la encargada ahora de mostrar la mejoría del niño a través de una fotografía que ella misma ha subido a su perfil en Facebook. En la instantánea se puede ver como el menor parece que ha recuperado su peso normal y no duda en sonreir para la cámara luciendo un pelo rizado que antes apenas se le notaba.

La organización sigue luchando por evitar que otros niños pasen por la misma situación que vivió Hope, en palabras de Ringreen, “Miles de niños están siendo acusados de brujería y hemos visto torturas, muertes y niños acobardados. Es por esto por lo que sigo luchando. Por lo que he vendido todo. Y por lo que me he mudado a este lugar”, aseguró en la publicación en la que aparecía el menor desnutrido hace unas semanas.

La realidad es que por desgracia este tipo de situaciones son muy normales en Nigeria. Si un niño es acusado de brujería por cualquier miembro de su pueblo o familia, suelen ser torturados e incluso asesinados, debido a que sus padres no quieren correr el riesgo de ser acusados o asesinados también. No obstante el pequeño Hope es una clara muestra de que es posible cambiar las cosas. En definitiva, una ‘esperanza’ para la ONG y para todos los niños que han podido o pueden vivir la situación que él vivió.