Mauricio Macri: "Quiero ver a los corruptos presos"

Aseguró que "no puede haber excepciones", ni siquiera el hecho de ser presidente. Así respondió sobre citaciones judiciales por presuntos casos de corrupción contra Cristina y ex funcionarios K.
Miércoles 30 de marzo de 2016

El presidente Mauricio Macri advirtió hoy que "más vale" que todos los corruptos deben ir presos, porque "no puede haber excepciones" ni siquiera el hecho de ser presidente, al ser consultado sobre las citaciones judiciales por presuntos casos de corrupción contra la ex presidenta Cristina Fernández, ex funcionarios y empresarios ligados al kirchnerismo.

"Más vale" respondió Macri durante una extensa entrevista concedida al programa A Dos Voces, emitido esta noche por el canal Todo Noticias (TN) cuando fue consultado sobre si quiere ver a los corruptos presos. Macri también ensayó una defensa de las medidas de ajuste aunque dijo "preferir" llamarlo "ordenamiento económico" con respecto a los despidos en el Estado, aumentos de tarifas de servicios públicos y volvió a responsabilizar por la actual inflación a "la mala administración" de su antecesora, Cristina Fernández.

Macri puso especial hincapié en avalar las denuncias contra los casos de corrupción tanto en el kirchnerismo como si se produjeran en su propio gobierno, aunque evitó pronunciar el nombre de la ex presidenta se refirió a ella y a empresarios vinculados al kirchnerismo investigados por la justicia por presunto lavado de dinero y anticipó que la UIF y la Oficina Anticorrupción actuarán como "querellantes" en caso de ser necesario.

"No puede haber excepciones, tiene que haber disciplina institucional, no tengo que hacer nombres ni prejuzgar, pero acá no puede haber ningún privilegio en Argentina", arremetió Macri.

Al ser consultado sobre la situación procesal de la ex mandataria, agregó: "Todos tenemos que ser iguales ante la ley, no busquemos títulos sensacionalistas".

Enseguida Macri se puso como ejemplo y tras defender la "independencia de la Justicia", dijo que el hecho de "ser Presidente por cuatro años no me habilita a mi hacer cualquier cosa". "Tenemos que entender que todos tenemos que respetar la Constitución Nacional y las leyes" y ratificó que en el marco de las investigaciones que lleva adelante la Justicia va a impulsar "un proyecto de ley del arrepentido".

"Si, es un tema con el que nos hemos comprometido y va a ir al Congreso para ser debatido en los próximos días", anticipó Macri quien sin embargo, instó a los jueces que tienen causas de corrupción que "hay ya herramientas muy importantes que tienen los jueces que casi funcionarían como ley de arrepentido".

"Sería muy importante que los jueces las usen ahora a los que están citando a testificar en las distintas causas", enfatizó al citar herramientas judiciales mencionadas por su ministro de Justicia, Germán Garavano, aunque sin dar mayores detalles.

"Si la Justicia lo requiere, sobre la situación de cualquier argentino, la AFIP y la UIF" van a brindar información, añadió. En tanto, respecto a la denuncia sobre presunto lavado de dinero de la financiera denominada "La Rosadita", Macri reiteró que "hay jueces y fiscales a los que todos los argentinos les pedimos que actúen con celeridad" y en referencia al "juez Casanello" le dijo: "Estamos todos esperándolo".

"Al juez Casanello lo escuché hablar en televisión por teléfono, decir que ha entendido que hay un reclamo de la gente por saber la verdad y por celeridad", indicó Macri quien denunció que parte de ese dinero es sospechado de lavado proveniente de obras públicas de Vialidad Nacional.

Macri reveló que esa información "ya la ha suministrado el director de Vialidad y el ministro de Transporte y se han rescindido los contratos" porque "cada una de esas estafas son en contra de los argentinos. Es dinero que no fue a la ruta y quedó abandonada. Hay más de 900 obras interrumpidas al 20 por ciento de su avance y desapareció la plata", señaló el Presidente.

Luego, insistió en cuestionar al empresario Cristóbal López: "Esto que se ha hecho de tomar impuestos para expandirse en otros negocios es una estafa" y dijo que "la AFIP trabaja para garantizar" que "los argentinos recuperemos ese dinero con debidos intereses".