Economistas suman cuatro puntos a inflación por aumentos

Muchos revisaron al alza sus proyecciones y estiman ahora que los precios subirían entre el 32 y 38% en 2016, y no menos de 4% en abril. Los números superan en más de 10 puntos el objetivo del Gobierno.
Viernes 1 de abril de 2016
La suba de las tarifas del transporte, del gas, del agua y hasta en los precios de la nafta hizo que varios economistas debieran volver a afilar sus lápices y recalcular sus proyecciones de inflación para este año. El piso para 2016, aseveran algunos de los más conservadores, se ubicará al menos en un 32%, siete puntos por encima del objetivo que se pautó el Gobierno; pero para otros, estará más cerca del 35%, hasta diez puntos arriba de lo prometido por el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay .

Sólo la suba del transporte anunciada por el ministro Guillermo Dietrich podría sumarle a la inflación de los meses que vienen en torno a un punto y medio más. "Uno y medio es el impacto total, pero pega tres cuartos en abril y un cuarto en mayo, porque corre desde la segunda semana de abril", dice Martín Tetaz, economista de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), quien a comienzos de año estaba previendo una inflación de entre 28 y 32% anual, y hoy es de los que cree que, como mínimo, se ubicará en torno al 32 por ciento.

Abril podría terminar siendo, tras los aumentos que se anunciaron en estos días, uno de los meses con mayor presión sobre el nivel de precios. Rodrigo Álvarez, director de la consultora Analytica, estima que un incremento en la tarifa del agua de hasta el 300%, alimentará el índice de precios de este mes en 0,8 y hasta 1,8 puntos porcentuales, mientras que el gas lo engrosará hasta 2,1 puntos porcentuales adicionales.

"Calculábamos la inflación inercial en 2,5 puntos, más la suba del transporte estás casi en 4%. El impacto de los aumentos del agua y del gas no sé si se verá directamente en abril o en el segundo trimestre, por el tema de la instrumentación", dijo Álvarez, que a partir de estos resultados también elevó su pronóstico de inflación para 2016 de 34% a un rango de entre 35 y 38% anual. "Pero los precios tendrán un comportamiento muy dispar -aclara el economista-. Mientras que en el primer semestre el incremento mensual será del 4% promedio; en el segundo será de 1,6% promedio, por mes. Dicho de otra manera: el 65% de la inflación total de 2016 se concentra en el primer semestre".

Suponiendo que todos los aumentos de tarifas se aplican en abril, Fausto Spotorno, director del Centro de Estudios Económicos de OJF, cree que se le podrían sumar a la inflación ya existente hasta seis puntos. Para Spotorno, sin embargo, la eliminación de los subsidios al transporte y a los servicios públicos era algo que estaba previsto en su proyección de inflación para 2016, que mantiene en 33,5 por ciento. ¨Ahora que hay racionalidad, las proyecciones van muy bien", afirma.

En la misma línea, Ramiro Castiñeira, economista jefe de Econometrica, recuerda que ya en campaña, desde Cambiemos se había anunciado que se esperaba recortar subsidios por equivalente a 1,5 puntos del Producto Bruto Interno (PBI). "El tiempo de sintonía fina era 2011, pero se eligió el camino del cepo cambiario y pasamos a la necesidad de sintonía gruesa en 2016", se lamenta. Al igual que sus colegas, Castiñeira cree que una meta de inflación del 25% este año será muy difícil de cumplir. "Es una meta muy exigente cuando se sale del mayor atraso cambiario y tarifario de la historia argentina. Si tras un año, la inflación es levemente mayor, pero se salió del cepo, de las regulaciones al comercio exterior, se eliminaron los cupos y los precios pisado, y además se salió del default, el resultado será elogioso", dice Castiñeira, quien prevé que el piso de inflación para este año estará en torno al 34% anual.