Estudiantes venció a Temperley y se trepó a la cima

Se impuso por 3 a 1 con goles de Solari, Auzqui y Damonte para el Pincha, mientras que Pérez Guedes había marcado para el Celeste. El León alcanzó a Lanús en lo más alto de la zona 2.
Viernes 1 de abril de 2016

Estudiantes de La Plata igualó la línea de Atlético Tucumán y Lanús (tiene un partido menos) y se colocó en la cima de la Zona 2 del torneo de Primera División al vencer a Temperley por 3 a 1, al cabo de un encuentro disputado esta noche en el estadio "Alfredo Beranger", en el marco de la novena jornada del torneo de Primera División.


Temperley vs. Estudiantes (NA)


Augusto Solari inauguró el marcador al minuto del primer tiempo para el ganador mientras que Martín Pérez Guedes niveló transitoriamente el cotejo sesenta segundos después para el "celeste".

Carlos Auzqui e Israel Damonte, a los 8 y 43 minutos del complemento, respectivamente, establecieron las cifras definitivas para el "León".

El vertiginoso comienzo del partido, con dos tantos en los primeros ciento viente segundos, contrastó con el abúlico trámite que le sucedió a esa ráfaga inicial.

Al minuto de juego un saque largo de Andújar derivó en los pies de Solari, quien se aprovechó de la ingenuidad de Sapetti en la marca, definiendo con justeza ante Crivelli.

Poco le duró la alegría al "Pincha" ya que tras escasos segundos Pérez Guedes aprovechó una pelota que Ramírez le bajó de cabeza para nivelar en una exhalación el cotejo.

Si bien el campo de juego soportó la incesante lluvia, ambas zagas extremaron recursos al momento de rechazar para no exponerse a un eventual pique traicionero que los deje desairados.

En medio de un primer tiempo un tanto friccionado se advirtió a un dueño de casa algo más decidido en busca de la victoria frente a un "Pincha" que pareció extrañar en demasía a la "Gata" Fernández en la zona de gestación, debido a que Vivas prefirió sentarlo en el banco de suplentes por una pequeña molestia.

Con el correr de los minutos el dominio se hizo alternado y la primera parte se fue consumiendo entre impresiciones varias que se diferenciaron notoriamente de lo visto en el inicio del partido.

El arranque del complemento mostró a un "Gasolero" con más nafta para intentar llegar al desnivel pero una incursión por derecha del activo Solari llegó a la cabeza de Auzqui, quien no tuvo contemplaciones a la hora de vulnerar a Crivelli a través de un certero cabezazo.

La victoria parcial del visitante solo podría justificarse por su efectividad ante un adversario que pareció perder la línea de juego del primer período al verse en desventaja.

Pese a ello intentó llegarle a Andújar pero careció de la indispensable profundidad para llevar a cabo ese cometido.

Los últimos minutos mostraron a un dueño de casa desesperado por nivelar el score ante una formación platense parada para contragolpear.

La postrera conquista de Damonte, tras desprolija definición, selló definitivamente la suerte de un dueño de casa a esa altura con síntomas inequívocos de desconcierto a diferencia de un "Pincharrata" solidificado después de un mejor trabajo de conjunto y con varios de sus jugadores elevando el discreto nivel de la primera mitad.