Petrobras pone en mira 12.000 empleados con retiros voluntarios

La petrolera estatal brasileña pretende convencer a renunciar a 12.000 empleados, en el marco de su programa para reducir costos.
Sábado 2 de abril de 2016
La petrolera estatal Petrobras puso en marcha un nuevo plan de retiros voluntarios con el que pretende convencer a renunciar a 12.000 empleados, en el marco de su programa para reducir costos.

La mayor empresa de Brasil recortó 6.254 puestos de trabajos con un plan similar lanzado en 2014, al que se adhirieron otros 1.055 trabajadores que saldrán hasta mayo de 2017.

Del nuevo Programa de Incentivo al Despido Voluntario pueden participar todos los empleados de Petrobras, que podrán pedir su inclusión entre el 12 de abril y el 31 de agosto, según un comunicado divulgado por la firma.

“Actualmente la compañía posee cerca de 12.000 empleados en condiciones de jubilarse. Considerando una adhesión de este tamaño, el costo previsto para la implantación del programa es de 4.400 millones de reales (unos 1.190 millones de dólares)”, según el comunicado.

La empresa calcula que con la adhesión de 12.000 empleados, el plan de despidos voluntarios podrá generar un ahorro de unos u$s 8.918 millones hasta 2020. Y aseguró que el objetivo del nuevo programa es “adecuar su fuerza de trabajo a las necesidades del Plan de Negocios para optimizar la productividad, así como reducir costos con el objetivo de alcanzar las metas del Plan”.

La compañía aclaró que el nuevo programa fue desarrollado teniendo en cuenta la necesidad de preservar el número de empleados necesario para garantizar la continuidad operativa de la compañía y el ajuste de personal en todas las áreas.