Además de Uber, podría llegar al país la aplicación Cabify

Ya opera en España, Chile, Colombia y Perú. Fuerte rechazo de los taxistas.
Domingo 3 de abril de 2016
Luego de la polémica desatada por la intención de Uber de comenzar a operar en nuestro país, trascendió que otra aplicación, llamada Cabify, también planea instalarse.

"Consideramos que la Argentina cuenta con las condiciones adecuadas para representar un mercado estratégico para Cabify en el corto plazo, ya que posee un alto potencial económico y áreas de oportunidad en temas de movilidad", aseguraron a través de un comunicado oficial desde las oficinas de México.

El servicio conecta conductores privados con usuarios tiene tres ciudades en la mira: Buenos Aires, Rosario y Córdoba. Hoy tiene presencia en España, Chile, Colombia y Perú.

Las dos son plataformas de intermediación que funcionan de forma similar. La aplicación se baja a un celular con conexión a Internet, se ingresa una tarjeta de crédito y se pide un auto para que busque al usuario en una ubicación determinada. La calificación es otro de los puntos que comparten. El conductor le otorga un puntaje al cliente y viceversa, y si obtiene una mala nota, se lo da de baja.

A la hora de calcular las tarifas comienzan las diferencias. Si bien aún no está definido cómo sera en la Argentina, la prestación más económica (UberX) tiene una bajada de bandera equivalente a un dólar ($15,03), junto a una tarifa de "distancia" y "tiempo". La característica de tiempo no rige para Cabify y la tarifa sólo se calcula por una distancia entre un punto y otro, por lo que suele ser la opción ganadora cuando hay tráfico.

Los requisitos para los conductores también son distintos. Uber no se considera una empresa de transporte, entonces no exige una licencia de taxi o remis. En España, Cabify vende licencias por 20.000 euros más IVA para quienes quieren trabajar con la aplicación.