Primer kirchnerista preso: Jaime, indagado por Ercolini

El ex secretario de Transporte permanecía detenido e incomunicado en una celda de Gendarmería en el barrio porteño de Retiro, a pocas cuadras de los tribunales. A las 9, ante el juez.
Domingo 3 de abril de 2016

El ex secretario de Transporte del kirchnerismo Ricardo Jaime permanecía detenido e incomunicado en una celda de Gendarmería en el barrio porteño de Retiro, a pocas cuadras de los tribunales donde este lunes será indagado por el juez federal Julián Ercolini por malversación de fondos en la compra de trenes en desuso a España y Portugal.

Jaime, quien ya tiene tres condenas en su contra en otras causas, pernoctó en un espacio para detenidos de la Unidad Especial Investigaciones y Procedimientos Judiciales Buenos Aires, que tiene sede en el edificio Centinela, donde desayunó y almorzó frugalmente a la espera de ser llevado a las 9 hs del lunes ante el juez que ordenó su arresto.

Mientras sus abogados estudiaban los pormenores del caso para asesorarlo ante la indagatoria a la que lo someterá Ercolini, el ex funcionario recibió críticas de dirigentes no afines al kirchnerismo pero no cosechó apoyos desde su espacio, dado que hasta el ex candidato presidencial del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, consideró que su arresto era "consecuencia de una Justicia que está actuando y tomando decisiones".

Jaime quedó detenido en los calabozos donde también aguarda ser llevado a indagatoria ante el juez el consultor Manuel Vázquez, quien fue detenido en un allanamiento en su casa de San Isidro, en un operativo que se realizó casi en forma paralela a la presentación del ex secretario de Transporte ante la policía federal en Córdoba.

La Gendarmería quedó a cargo de la custodia de Jaime y de Vázquez por disposición de Ercolini que en una resolución del viernes por la noche dispuso la "detención inmediata" de ambos para que sean llevados a declarar en la causa por la compra irregular de vagones en desuso al considerar que había riesgo de fuga.

El juez Ercolini investiga la causa presentada en 2013 por legisladores del radicalismo en base a un informe de la Auditoría General de la Nación de 2012, sobre la compra de trenes a España por 200 millones de euros y a Portugal por 20 millones por aparente pago de sobreprecios.

Ese informe había alertado que el 44% del total del material adquirido no servía, mientras que en el caso de España ese porcentaje se incrementaba a 58%.

El juez Ercolini también le prohibió salir del país al sucesor de Jaime en el cargo, Juan Pablo Schiavi, a Ricardo Domingo Testuri y a Ignacio Julián Soba Rojo, este último un jubilado octogenario, considerado un "prestanombre".

Y, los citó a indagatoria a Soba Rojo para el jueves 7 de abril, a Schiavi para el viernes y a Testuri, el 11 de abril.

El ex gobernador bonaerense y ex candidato presidencial del Frente para la Victoria se limitó hoy a indicar, por radio Mitre, que la detención de Jaime era "consecuencia de una Justicia que está actuando y tomando decisiones. Debe tener los elementos para detener a una persona".

El fiscal federal Guillermo Marijuan, quien impulsó las condenas a Jaime en la causa por la tragedia de Once, destacó la labor de la justicia y señaló que si el juez Ercolini ordenó su arresto era "por la posibilidad de fuga" del imputado que ya tiene varias sentencias en su contra.

A su vez, la diputada nacional del GEN, Margarita Stolbizer, dijo a radios Ciudad y Del Plata "cuando la gente está demandando Justicia y un funcionario que estuvo involucrado en una gran cantidad de episodios vinculados con la corrupción termina preso, uno siente que es el fin del proceso de lo que mucha gente estaba esperando".
Pero, señaló que hay "demora en las investigaciones de las causas de corrupción de 14 años. Jaime fue funcionario en la etapa inicial de Néstor Kirchner y eso demuestra la demora que hay en la Justicia".