La autopsia reveló cómo murió el hijo de Federico Storani

Los resultados preliminares manifestaron la causa del deceso del adolescente.
Lunes 4 de abril de 2016

El hijo del exministro de Interior Federico Storani murió víctima del golpe que sufrió en el choque de lanchas registrado el jueves en el Delta del Tigre, en la provincia de Buenos Aires, y no ahogado, según los primeros resultados de la autopsia practicada al cuerpo del adolescente, hallado anoche. Fuentes judiciales reportaron que el menor de edad tenía "traumatismo de cráneo, el cuello roto y múltiples fracturas", a raíz del accidente en el que también murió su madre y un hombre que se desplazaba en la otra embarcación.

Los resultados preliminares de la autopsia manifestaron que el adolescente, de 14 años, "falleció por el golpe y no ahogado, igual que su madre".

La investigación por el accidente ocurrido el jueves a la noche, que estaba a cargo del fiscal de San Fernando, Facundo Osores Soler, pasó a la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Rincón de Milberg, a cargo de Mariano Magaz.

El cambio de fiscal se debe a que Osores Soler había intervenido porque estaba en turno cuando se registró el hecho, pero una vez determinado que el accidente se produjo en la zona de Rincón de Milberg, la causa quedó a cargo de Magaz, explicaron fuentes judiciales. El cuerpo del adolescente fue hallado ayer a las 22.30 en el río Luján, a unos 400 metros de la zona donde chocaron las dos lanchas, en el marco de operativos de búsqueda que Prefectura Naval Argentina implementó desde el jueves, y fue trasladado a la morgue de la fuerza en San Isidro.

El padre del adolescente, exministro de Interior de Fernando de la Rúa, manifestó que el accidente mostró "un problema de respeto a la vida de los demás, de convivencia, de tolerancia", agradeció a Prefectura por los trabajos de búsqueda y cuestionó "la falta de presupuesto" de la fuerza para custodiar los ríos.

Sotrani dijo que los accidentes "se producen por razones" y sostuvo que "no fue un hecho fortuito ni una cuestión casual. Acá ha habido una persona que venía a una velocidad altamente elevada y los embistió violentamente".

"Es un canal ancho, diría que en ese momento podrían transitar diez embarcaciones y había sólo dos, o sea que pudo pasar por cualquier otro lado", advirtió.

Storani manifestó que "cuando va a esa velocidad, en la jerga se llama flameando, y esta flameó. Tenía todo el canal y luego de haber chocado, la lancha quedó como a 50 metros sobre tierra".
El accidente ocurrió el jueves a la medianoche en inmediaciones del cruce del canal Vinculación y el Río Luján, cuando la lancha en la que viajaba Manuel Storani, de 14 años, con su madre, María de los Angeles Bruzzone, la pareja, Lucas Sorrentini, y otras tres personas, fue embestida por otra embarcación.

La nave al mando de Sorrentini, Mad II, fue chocada por la lancha Shark II, conducida por Pablo Torres Lacal, que había salido a navegar desde la Guardería Náutica Sarthou, en el partido bonaerense de San Fernando, en la que el hombre viajaba con otras dos personas.

El choque provocó la muerte de Bruzzone, de 45 años, su hijo adolescente, cuyo cuerpo fue hallado anoche, y un joven que viajaba en la otra embarcación.

Torres Lacal, acusado de causar la colisión, fue imputado por "homicidio culposo agravado" y permanece internado en estado grave en un hospital privado de la ciudad de Buenos Aires.

Fuentes judiciales expresaron que el padrastro del adolescente, timonel y propietario de la lancha Mad II, también quedaría imputado en la causa porque al parecer invadía el carril contrario al que debía desplazarse al momento del accidente.