Escándalo: hallan sobres con miles de pesos en jefatura de Policía de La Plata

Ocurrió el viernes pasado cuando se realizó una inspección en la sede policial de la calle 12. Había 153.700 pesos.
Martes 5 de abril de 2016
El viernes pasado, un grupo de auditores de Asuntos Internos estuvo en la sede de la Jefatura La Plata, de la cual, al cabo de un puñado de horas, se retiró con 36 sobres, que contenían 153.700 pesos. Así lo confirmaron a este diario calificadas fuentes de tribunales, que dijeron además que “ahora se investigará el origen de esos fondos”.

Sobre el motivo de la diligencia, hubo distintas versiones. Algunos hablaron de “un procedimiento de rutina” y otros dijeron que “fue una derivación del escándalo que significó la detención de un efectivo de la comisaría primera”, que está imputado por el robo en la casa del Julio Garro y las sospechas de presuntas irregularidades en el manejo de los fondos derivados de los servicios adicionales, más conocidos como horas Polad.

Sin embargo, los voceros consultados por EL DIA explicaron que el operativo fue impulsado por una denuncia anónima, radicada en febrero pasado en la fiscalía de Marcelo Martini, que hizo referencia a supuestos movimientos de sobres en el edificio policial de la calle 12 entre 60 y 61, con abultadas sumas de dinero, cuya legalidad se intentará determinar.

Martini, por esa presentación, le dio intervención a la Dirección de Asuntos Internos, que decidió realizar la inspección el pasado 1º de abril.

Precisamente, de acuerdo a los informantes, los auditores de ese organismo habrían detectado, en una de las oficinas de la Departamental local, unos 153.700 pesos.

Ese dinero, siempre en base a la información recibida por este diario, “se encontraba repartido en unos 35 sobres cerrados y uno abierto”, a razón de poco más de 4.260 pesos por cada uno de ellos.

Al parecer, varios estaban rotulados con el nombre de una dependencia policial.

Qué hacía esa abultada suma de dinero en la Departamental La Plata, es lo que pretenden establecer los investigadores.

Su titular, el comisario mayor Darío Camerini, como otras altas fuentes de la fuerza, se excusaron de brindar declaraciones sobre el tema, a la espera de lo que se determine en la Justicia.

Se supo que, al término de la inspección de Asuntos Internos, se confeccionó un acta, donde dejaron constancia de los elementos incautados, entre lo que también habría documentación.

Todo esos elementos de prueba ya están en manos del fiscal Martini, quien en las próximas horas tendría pensado citar a altos funcionarios policiales para que expliquen de dónde salió ese dinero y qué destino tenía.

Por el momento, según lo consignado por las fuentes, “no hay imputación para nadie. Se está analizando, primero si hay un delito, bajo qué figura legal y después, eventualmente, avanzar sobre quién lo cometió”.

De acuerdo a las primeras estimaciones, la causa, al margen del ámbito local, podría tener implicancias en las propias esferas del Ministerio de Seguridad bonaerense.

La sospecha de una “ruta informal de dinero”, desde las bases de la estructura policial, hacia los sectores más encumbrados, “es lo que le quita el sueño a más de uno”, graficó una persona con acceso al expediente.

Como se sabe, desde que estalló el escándalo por el robo en la casa del intendente de La Plata, Julio Garro, la Policía local “viene con bastante ruido”, graficaron quienes siguen de cerca el caso.

Patricio Masana, el suboficial detenido, llevaba una vida de “millonario”, con lujos que no guardaban relación con los 18 mil pesos que cobraba por mes, como por ejemplo alquilar una casa en un country, andar en una camioneta Mercedes Benz o realizar reiterados viajes al exterior del país.

Para varios, Masana sería la primer pieza de una compleja trama, que “hasta podría contar protección política o judicial”.