Cumplió su sueño de visitar al Papa antes de quedarse ciega

La pequeña, oriunda de Estados Unidos, tiene síndrome de Usher. Es un raro trastorno genético que la dejará sin visión en el corto plazo.
Miércoles 6 de abril de 2016