Escándalo: Panamá Papers llegó a la mafia del fútbol

La filtración de documentos dejó a jugadores, empresarios, equipos y dirigentes en una situación complicada. Lionel Messi, Michel Platini, Pedro Damiani, los hermanos Jinkis y hasta la Real Sociedad tuvieron que salir a dar explicaciones.
Miércoles 6 de abril de 2016
El escándalo mundial conocido como Panamá Papers sacudió al mundo político pero el fútbol tampoco quedó a salvo.

Figuras de la talla de Lionel Messi, el ex presidente de la UEFA Michel Platini, el integrante de la Comisión de Ética de la FIFA Pedro Damiani, empresarios como Hugo y Mariano Jinkis, y hasta el equipo español Real Sociedad, se vieron salpicados por las filtraciones de documentos.

Según el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), la investigación ilumina “el lado oscuro” del fútbol. Adelantaron que tienen en su poder pero aún no fueron revelados los nombres de “por lo menos 20 futbolistas famosos en el presente y el pasado representando los clubes más conocidos del mundo, entre ellos Barcelona, Manchester United y Real Madrid”.

En el caso de Messi, la empresa offshore Mega Star fue creada un día después de haber sido denunciado por evasión de impuestos en España.

Los medios en Alemania también se han ocupado profusamente del uruguayo Pedro Damiani, presidente del club Atlético Peñarol y miembro del Comité Ético de la FIFA. Según Der Spiegel, Damiani “estaba a ambos lados de la corrupción” ayudando a mover el dinero del escándalo de la FIFA y beneficiándose de las transacciones.

Der Spiegel, usando la información del ICIJ, amplía que Damiani, integrante del Comité Ético de la FIFA desde su fundación en el año 2006, asesoró a través de su firma de abogados a Eugenio Figueredo, y a Hugo y Mariano Jinkis. Estos tres personajes del mundo administrativo del fútbol internacional son protagonistas principales del mayor escándalo de corrupción en el deporte y actualmente están acusados por pagar sobornos para obtener derechos de transmisión de fútbol en Latinoamérica.

El más famoso de los dirigentes europeos es el francés Michel Platini, hasta hace poco presidente de la UEFA, quien tuvo en Panamá la firma Balney Enterprises Corp que creó con la asesoría de Mossack Fonseca.

Al igual que él, Jerome Valcke, el exsecretario general de la FIFA, también creó una empresa extraterritorial para realizar movimientos de capital.

Esa estrategia, según la investigación periodística internacional, también fue utilizada por las leyendas futbolísticas Iván Zamorano, de Chile, y Gabriel Heinze, de Argentina, así como por Leonardo Ulloa, el delantero del Leicester City, de la actual sorpresa del fútbol inglés y líder de la Premier League.

La mayoría de los personajes cuyos nombres aparecen en los Papeles de Panamá han desechado cualquier sospecha de actitudes irregulares. Otros, como el equipo Real Sociedad, aseguraron que “usar compañías en el exterior para pagarle el sueldo a los jugadores es común en el fútbol español”.