Ante el juez, Fariña involucró a Néstor y Cristina Kirchner

El financista declaró durante 12 horas ante el juez Casanello como "testigo protegido". Dio detalles de la ruta del dinero de la obra pública y también mencionó a varios funcionarios kirchneristas.
Viernes 8 de abril de 2016

El financista Leonardo Fariña realizó este viernes una extensa declaración de casi doce horas ante la Justicia en el marco de la causa del lavado de dinero, en la que nombró a la expresidenta Cristina Kirchner y exfuncionarios de su gobierno, además de dar detalles de la ruta del dinero de la obra pública.

Luego, el exesposo de la vedette Karina Jelinek fue trasladado al Penal de Ezeiza donde se le garantizará el resguardo de su integridad física, bajo la Ley de protección para testigos e imputados que colaboran con las investigaciones judiciales, beneficio que le concedió el juez interviniente, Sebastián Casanello, quien además decidió restablecer el secreto de sumario en plena indagatoria.

La Ley 25.764 está dirigida a testigos e imputados (colaboradores de justicia o arrepentidos) que hubieren realizado un aporte trascendente a una investigación judicial de competencia federal por delitos como narcotráfico, secuestro extorsivo o terrorismo, aunque en este caso sería por lavado de dinero.

El magistrado ya dio aviso al Gobierno de esta determinación, en medio de la expectativa en torno a la causa por lavado de dinero, luego de que esta misma semana quedara detenido el empresario Lázaro Báez.

Las medidas de protección establecidas por la normativa pueden ser, entre otras: custodia personal o domiciliaria, alojamiento transitorio en lugares reservados, cambio de domicilio, ayuda económica por no más de seis meses, asistencia para la reinserción laboral y el suministro de documentación que acredite identidad a
nombre supuesto.

Fariña, detenido desde 2014 en una causa por evasión, ingresó en el despacho de Casanello en el cuarto piso de los tribunales de Comodoro Py poco antes de las 11.00 y finalizó poco antes de las 23.00.

La indagatoria de Fariña, que estuvo acompañado por su abogada Giselle Robles, se manejó en el marco de un estricto hermetismo en los tribunales federales, luego de que el magistrado restableciera el secreto de sumario en la causa.

La extensa declaración del financista despertó expectativa sobre la posibilidad de que haya contado detalles sobre el funcionamiento de la financiera SGI, conocida como "La Rosadita" y, de hecho, trascendió que habría hablado sobre los presuntos vínculos entre Lázaro Báez y Cristina Kirchner.

De los involucrados en la causa que declararon esta semana tras la detención del dueño de Austral Construcciones, Fariña fue el único que tuvo una larga indagatoria ante Casanello, ya que el resto se negó a responder preguntas y elevó escritos.

Este viernes también se presentó ante el magistrado Fabián Rossi, el exmarido de la vedette Iliana Calabró, quien negó conocer a Báez y aseguró que su función en la financiera SGI era "servir el café" y hacer compras en el supermercado.

Sobre su presencia en "La Rosadita", tras aparecer en los videos de las cámaras de seguridad, reconoció que estuvo allí "ayudando a contar dinero a los empleados de tesorería", algo que hizo varias veces.

Este miércoles declararon Lázaro y Martín Báez, el contador Daniel Pérez Gadín, el empresario Walter Zanzot, presidente de la firma Top Air, el expresidente de SGI, César Fernández, y Federico Elaskar.

La causa es resonante debido a los vínculos societarios que tiene Báez con la familia Kirchner y, por eso también, cobraba mayor expectativa los detalles que podría dar Fariña.

Fariña fue el impulsor de este expediente al contar ante las cámaras de televisión el presunto mecanismo para lavar dinero del empresario dueño de Austral Construcciones y otras firmas que crecieron durante los doce años del gobierno kirchnerista.

La figura del arrepentido está vigente para casos de lavado de dinero y consistiría en contar todo lo que sabe de la causa a cambio de recibir beneficios por parte de la Justicia, como puede ser la reducción de la pena.