Seis provincias inundadas: hay 15 mil afectados

Es por las persistentes lluvias en Entre Ríos, Corrientes, Santa Fe, Chaco, Formosa y Santiago del Estero. El territorio entrerriano es el más afectado ya que concentra 7.500 evacuados y, sólo en La Paz, hay cinco mil.
Sábado 9 de abril de 2016
Los afectados por las persistentes lluvias en seis provincias continúan en aumento y ya superan los 15.000, con especial gravedad en la ciudad entrerriana de La Paz con 5.000 damnificados, mientras se prevé que seguirá el mal tiempo la región del litoral al menos hasta el domingo, por lo que se estima que el panorama de pueblos aislados, evacuados y viviendas anegadas no mejorará.

La Secretaría de Protección Civil y Abordaje Integral de Emergencias y Catástrofes de la Nación detalló que llegan a 15.626 los evacuados y que los pronósticos de lluvias continuarán al menos hasta el domingo con un promedio de entre 70 y 100 milímetros de agua caída.

Las provincias afectadas son Entre Ríos, Corrientes, Santa Fe, Chaco, Formosa y Santiago del Estero, siendo el territorio entrerriano el más afectado, ya que concentra 7.500 evacuados y, sólo en La Paz, hay cinco mil.

En tanto, todo el sur de Corrientes esta alcanzado por las lluvias y los afectados en la región llegan a los 5.600, concentrados en las localidades de Esquina y Pueblo Libertador, que tienen 4.000 y 1.600 afectados, respectivamente.

El Servicio Meteorológico Nacional pronosticó el cese de alerta por tormentas para lo que resta de la jornada, pero hay pronósticos de lluvias para mañana, en tanto hay lluvias fuertes con ráfagas y caída de granizo en Curuzú Cuatiá, Mercedes, Monte Caseros, Paso de los Libres y San Martín.

En la zona hay situaciones bien disímiles ya que por un lado están los habitantes de la ribera de las provincias de Formosa, Chaco y Santa Fe, que están pendientes del comportamiento de los ríos Paraná y Paraguay, cuya altura desde diciembre pasado supera en varios metros el nivel de evacuación.

Esos pobladores permanecen fuera de sus hogares desde hace cuatro meses y el fenómeno de lluvias localizadas y fuertes que se da en Corrientes, Entre Ríos, Santiago del Estero y Córdoba, no los afecta aunque voceros de Defensa Civil aseguran que "tampoco contribuye a que disminuya la cota de los ríos".

En este sentido, en Formosa, unas 5000 personas esperan desde hace cuatro meses en centros de evacuados poder ser reubicadas lejos de la ribera , aunque se estima que existen unas 1446 afectados por las recientes lluvias.

En el Chaco esta situación es vivida por 5.030 personas afectadas por la crecida del Paraná y por el aislamiento de la Isla del Cerrito, mientras que en Santa Fe las recientes lluvias afectaron a 1.156 personas, la mayoría de las ciudades de Las Toscas, Santa Rosa de Calchines, Santa Fe capital, Arocena, Calchaquí, Reconquista y San Javier.

En Santa Fe se registraron intensas lluvias esta mañana, acumulando en los últimos seis días más de 120 milímetros caídos en distintas zonas, a lo que se suma la preocupación por la suba del nivel del río Salado.

La lluvia provocó anegamientos de calles, cortes de luz, dificultades en el tránsito vehicular y del transporte público de pasajeros. Algunos barrios periféricos tienen accesos interrumpidos.

El río Salado sigue creciendo y llegó a la marca de 6,03 metros -en la inundación trágica del año 2003 llegó a 6,37 metros- y el río Paraná se encuentra estacionario en 6 metros.

En Corrientes, el director de Defensa Civil, Orlando Bertoni aseguró que las localidades más afectadas son Esquina- donde el 70 por ciento dle pueblo esta bajo agua- y Pueblo Libertador y que también están alcanzadas Monte Caseros y Sauce.

El funcionario confirmó que en esas zonas "las lluvias continúan" y que "esta mañana en Pueblo Libertador y Esquina, volvió a llover una cantidad superior a los 70 milímetros".

En Entre Ríos, donde una persona murió, hay cerca de 7.500 personas que se encuentran afectadas en el norte de la provincias tras las intensas lluvias que azotan la región desde el fin de semana pasado y unas 900 están evacuadas.

Numerosos pueblos del norte quedaron aislados ante la gran cantidad de agua caída en poco tiempo, en tanto que voceros de Vialidad confirmaron que las rutas que vinculan a Entre Ríos con Corrientes están cortadas por la creciente de ríos y arroyos.

El Consejo General de Educación provincial suspendió las clases en los departamentos de Feliciano, Federal, Federación y La
Paz, para acondicionar los establecimientos educativos como albergues en caso de que aumenten las evacuaciones.

Según un comunicado de la Policía de Entre Ríos, 724 personas se encuentran evacuadas en todo el departamento La Paz, 92 en Concordia, 52 en Feliciano y 33 personas en el Departamento Federal.

En tanto, áreas rurales de la zona "están sin energía y con los ingresos cortados", y el agua dejó a varios pueblos como Sir Leonard, El Quebracho, Tacuaras Yacaré, Ombú, entre otros, con los ingresos "anegados y con cortes en distintos tramos", explicaron.

La ciudad de Santa Elena, a unos 50 kilómetros de La Paz, quedó incomunicada y con los accesos norte y sur deshabilitados, se produjeron desmoronamientos en los barrios Fátima, Villa Urquiza y Belgrano, poniendo en peligro a las viviendas de la zona, donde más de 90 personas permanecen evacuadas y otras 600 fueron asistidas.

La Paz, donde se declaró la emergencia hídrica, cerca de 1700 familias fueron afectadas, actualmente hay unas 500 evacuadas por el desborde de los arroyos Tacuara y Cabayú Cuatia, entre otros, que ocasionó destrucción y anegamientos en viviendas y desmoronamientos de barrancas ribereñas.

Otra de las localidades más afectadas es San José de Feliciano, donde cayeron más de 620 milímetros, una marca que excede el promedio anual de precipitaciones de la zona, y unas 150 personas fueron evacuadas y 500 familias afectadas.
(Informe de corresponsalías Paraná y Corrientes)