Ruta del dinero K: allanamientos en Santa Cruz y Chaco

El objetivo es buscar pruebas que corroboren las afirmaciones de Leonardo Fariña, el valijero que involucró a Cristina Kirchner y a ex funcionarios en maniobras de lavado de dinero ligadas a Báez.
Domingo 10 de abril de 2016

La Gendarmería allanó anoche la escribanía de Leonardo Albornoz, que le otorgó al empresario Lázaro Báez el aval para la constitución de distintas sociedades mediante las cuales, según se investiga, realizó operaciones de lavado de dinero en perjuicio del Estado.

El escribano Albornoz es quien constituyó la mayoría de las sociedades de Báez, a través de las cuales se alquilaron habitaciones —sin ocupar— en los hoteles de la familia Kirchner.

Albornoz, además, integró el directorio de Valle Mitre, la sociedad gerenciadora de los hoteles de los Kirchner.

El allanamiento a la escribanía Albornoz se realizó en el marco de una decena de procedimientos en la ciudad de Buenos Aires, en Santa Cruz y en Chaco, dispuestos por el juez Sebastián Casanello y por pedido, en algunos casos, del fiscal Guillermo Marijuán.

El objetivo de los allanamientos es buscar pruebas que corroboren las afirmaciones de Leonardo Fariña, el valijero preso que involucró a Cristina Kirchner y a exfuncionarios suyos en maniobras de lavado de dinero ligadas a Báez, y por lo cual la expresidenta fue imputada en una causa judicial el sábado.

Entre 2008 y 2009, Báez les compró a los Kirchner al menos nueve inmuebles en Río Gallegos por 4 millones de pesos y los escrituró a nombre de su empresa insignia, Austral Construcciones, gracias a la escribanía Albornoz, que avaló esas operaciones.

La Gendarmería llegó hasta la escribanía Albornoz, ubicada en la calle Zapiola al 200, en Río Gallegos, para corroborar el domicilio y esperar la orden de allanamiento, lo que ocurrió después de que el propio escribano llegara hasta allí y se retirara con un diario bajo el brazo.

Por otro lado, efectivos de Gendarmería también allanaron en Chaco las oficinas de la empresa constructora Sucesión Adelmo Biancalani, en el marco de la investigación que lleva adelante el juez federal Sebastián Casanello.

Los efectivos procedieron a allanar esta media tarde las instalaciones de la empresa Sucesión Adelmo Biancalani, a la altura del kilómetro 19 de la ruta nacional 16, en las afueras de la capital chaqueña, Resistencia.

El presidente del Centro de Investigaciones "Nelson Mandela", Rolando Núñez aseveró que el allanamiento "demoró mucho en iniciarse", ya que "los gendarmes estuvieron apostados frente a las puertas de la empresa desde la mañana".

Según lo revelado, esta demora habría respondido a un exhorto que la jueza federal 2 de Resistencia, Zunilda Niremperger, solicitó al Juzgado a cargo de Casanello para avanzar con el allanamiento de las oficinas en las que se encuentra un viejo obrador de la empresa Sucesión Adelmo Biancalani.

"No creo que en esa oficina haya mucho información, pero de todas formas la jueza demoró mucho el allanamiento", se quejó Núñez.

Sin bien no trascendieron mayores detalles, se estima que este operativo estaría relacionado con la investigación que el juez Casenello tiene a su cargo por la denominada "ruta del dinero K".