Fariña explicó al juez el sistema para "hacer caja" de Kirchner

El “arrepentido” declaró ante el juez Casanello y reveló cómo eran los acuerdos entre el ex presidente y empresarios amigos para obtener dinero de la obra pública.
Domingo 10 de abril de 2016
El valijero Leonardo Fariña declaró ante la Justicia que durante el gobierno de Néstor Kirchner funcionó un sistema de asignación de obras públicas a empresarios amigos destinado a "hacer caja".

Según explicó, algunos empresarios facturaban sus obras con sobreprecios y acumulaban así fondos líquidos que luego eran “devueltos” o destinados a financiar campañas políticas.

Fariña, que pidió protección al juez Casanello y al fiscal Marijuan, dio detalles en lo que respecta a las supuestas maniobras de fuga de capitales de parte de Báez. Identificó cuentas, cuevas y operadores. Pero, además, habló de la obra pública como un gran instrumento del kirchnerismo para hacerse de dinero del Estado. Según él, todo lo montó Néstor Kirchner; Cristina Kirchner estaba al margen. En cuanto al dinero que pasaba por Báez y sus empresas, dijo Fariña, la ex presidenta sólo se enteró después de la muerte de su marido de que Báez fugaba fondos al exterior.

Fariña declaró que Cristina Kirchner lo mandó a llamar a Báez y le advirtió que supo por la embajada de Estados Unidos que él estaba haciendo transferencias internacionales de dinero negro. Siempre según su declaración, Báez lo negó ante ella, pero después le dijo a Fariña que debían tener más cuidado en sus operaciones.

Fariña insistió en que la relación de su jefe era con Néstor Kirchner, que era a él, a su "amigo", a quien Báez reconocía deberle su fortuna.

De acuerdo con el relato de Fariña, después de la muerte de Néstor, Cristina le sacó obras que el empresario tenía acordadas. La situación llegó a un punto de máxima tensión el día que ella citó a Báez a la quinta de Olivos y le informó que le iba a quitar la ruta atlántica. Todo esto Fariña dijo saberlo por lo que Báez le contaba a él. Fariña admitió que no presenció conversaciones. No obstante, identificó a funcionarios del kirchnerismo que, según él, habrían sido parte de esta maniobra para hacer caja.

Entre ellos, el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido; autoridades de la Sindicatura General de la Nación (Sigen), organismo de control donde se desempeñaba la mujer de De Vido, Alessandra Minnicelli; la AFIP, y el Banco Nación.