Video: develan el "misterio" de la momia alienígena

Los resultados del análisis de ADN. La confirmación fue realizada por la Universidad de Stanford. ENTRÁ Y ENTERATE MÁS.
Lunes 11 de abril de 2016

El llamado "humanoide de Atacama" es un pequeño cuerpo del tamaño de un lápiz que fue encontrado envuelto en telas blancas en la ciudad de La Noria, en el norte de Chile. El hallazgo se produjo hace exactamente 10 años y desde entonces generó numerosas especulaciones sobre su origen.

Ahora científicos de la Universidad de Stanford confirmaron en un documental difundido esta semana que contiene material humano. Quedan dudas sobre su origen pero los trabajos apuntan a que se trató de una mutación genética que incluso llegó a vivir de seis a ocho años.

Los resultados de los análisis eran esperados por todos aquellos aficionados a las teorías que hablan de seres extraterrestres. Las características de su cabeza, la amplitud del cráneo y las dimensiones del cuerpo alimentaban sus sospechas, nunca confirmadas desde el ámbito científico.

Esta semana el tema volvió a la opinión pública con la difusión del documental Sirius con motivos del Día de la Tierra (celebrado el pasado lunes). De acuerdo a la información presentada en el audiovisual, el humanoide apodado "Ata" fue descubierto el 19 de octubre de 2003 por Óscar Muñoz, quien buscaba objetos de valor en una iglesia abandonada de La Noria.

El análisis inicial determinó que se trataba de un cuerpo con dientes duros, cabeza ovalada con un bulto y nueve pares de costillas en lugar de 12 como los seres humanos nacidos sanos. Además, estaba cubierto de sarro y ennegrecido. La medida total de su cuerpo no superaba los 15 centímetros, no mucho más grande que una lapicera de uso corriente.

La información genética extraída al disecar la parte final de las dos costillas anteriores del cuerpo permitieron realizar un análisis de ADN para determinar el origen del extraño ser. El trabajo permitió confirmar que el humanoide de Atacama no es un feto ni un animal vinculado a la cadena evolutiva del hombre sino una "interesante mutación" de un humano varón que logró sobrevivir unos pocos años.

"Puedo afirmar con absoluta certeza que no se trata de un mono. Es un humano, más cercano a los humanos que los chimpancés. Vivió hasta la edad de seis u ocho años", afirmó Garry Nolan, director de biología de células madre en la facultad de Medicina de Stanford (Estados Unidos).

"Respiraba, comía, metabolizaba. Queda el interrogante de qué tan grande era cuando nació", apuntó Nolan. "El ADN cuenta la historia y tenemos técnicas de computación que nos permiten determinar, de hecho, que esto es humano", sostiene el experto de la universidad estadounidense.

Uno de los desafíos a enfrentar por los científicos estadounidenses es responder por qué se trata de un cuerpo tan pequeño (entra en la palma de la mano). Así lo admitió Nolan en diálogo con el periódico The Huffington Post.

El científico dijo que es necesario hacer más investigaciones para saber detalles más profundos a cerca de esta curiosa momia, porque es demasiado chica en relación a otras que han sido encontradas en el suelo chileno.

Uno de los elementos que llama la atención es que el pequeño ser tenía rasgos de indígenas de la región andina. Según Nolan, algunas pistas orientan la investigación hacia poblaciones que vivieron en el siglo pasado, pero la hipótesis aún no ha sido confirmada con las pruebas genéticas.

La investigación fue realizada en conjunto con Steven Greer, médico e investigador de temas vinculados a la vida extraterrestre, conocido por la fundación del Centro de Estudio de Inteligencia Extraterrestre y el "Proyecto Revelación" (Disclosure Proyect).

La integración de Greer dentro de los estudios siembra dudas entre la comunidad científica más conservadora ya que el médico (expresidente de Emergencia en el Caldwell Memorial Hospital de Estados Unidos) no duda de que efectivamente exista o haya existido vida fuera del planeta Tierra.

Sus consideraciones acerca de este tema también forman parte del documental Sirius, que se estrenó en Los Ángeles y ya se comercializa en Internet y en cines de distintas ciudades del mundo. Para Greer, el hecho de que "Ata" tenga ADN humano quizá abre nuevas líneas de investigación hacia formas de vida nacidas fuera del planeta e integradas con los seres humanos modernos.

Su "Proyecto Revelación" también considera la existencia de avanzados sistemas clasificados de energía y propulsión que tendrían origen extraterrestre. Los centros de investigación científica no se han pronunciado acerca de esto.

El origen del humanoide
Fue hallado en 2003 en el norte de Chile y sembró numerosas dudas sobre su origen. Hasta ahora nada había sido demostrado.

Las hipótesis planteadas
Los científicos consideraron que se tratara de restos de un aborto, del fósil de una especie de mono o de un ser extraterrestre.

Las últimas revelaciones
Esta semana investigadores de la Universidad de Stanford confirmaron que fue una mutación de un ser humano real.

Interrogantes planteadas
Los investigadores aún no saben porqué tuvo ese tamaño ni cuándo vivió pero le encontraron rasgos genéticos indígenas.