Equipos argentinos, cerca de hacer historia en la Copa Libertadores

La fase de grupos llega a su fin y los seis equipos nacionales tienen chances de avanzar a octavos de final. Mirá las posibilidades de cada uno en la nota.
Martes 12 de abril de 2016

La fase de grupos de la Copa Libertadores ingresa en sus fechas decisivas. Los seis equipos argentinos que participan de la actual edición tienen chances de clasificar a la siguiente etapa. Huracán, River, Racing, Boca y Central pueden definir el pase esta semana. San Lorenzo, un poco más complicado, en la última fecha. En este escenario, se daría una llave inédita con seis clubes argentinos copando los octavos de final.

La torneo más importante de la Confederación Sudamericana de Fútbol fue evolucionado con el tiempo. Primero jugaban la Copa los campeones de cada país. Luego se agregaron los subcampeones. Con algunas variantes internas en cada país, este esquema se mantuvo hasta 1999. Con la llegada del nuevo siglo explotaron los cupos. Argentina y Brasil siempre llevaron la delantera. Entre 2000 y 2004 Argentina tuvo cuatro representantes y Boca se agregó como campeón tres veces (2001, 2002 y 2004). En 2005 se elevó la cantidad de participantes y la AFA empezó a distribuir cinco plazas. Este año es la tercera vez que hay seis equipos, ya que se sumó River como campeón: ya había sucedido en 2008 (Boca) y el año pasado (San Lorenzo). La única vez que hubo cinco equipos argentinos en octavos de final fue en 2008. La cantidad no fue acompañada con calidad y efectividad: sólo Boca accedió a semifinales y la definición fue entre Fluminense y Liga de Quito.

Para que el dominio argentino sea absoluto se necesita que se alineen algunas variables. En especial en los partidos de hoy: Huracán-Peñarol (Grupo 4) y Toluca-San Lorenzo (Grupo 6). En ambos grupos ya hay un clasificado. El equipo de Parque Patricios puede definir su pase si le gana a Peñarol y Sporting Cristal no vence a Atlético Nacional, que ya está en octavos. Si empata, dependerá del resultado de los peruanos para saber cómo llegan a la última fecha. San Lorenzo, en cambio, necesita ganar para llegar la semana que viene ante Liga de Quito con chances, más allá del resultado entre los ecuatorianos y Gremio. Juega en México con Toluca, que tiene asegurado su lugar en la próxima fase. Si empata y ganan los brasileños mañana, está afuera. Si en cambio empatan o festeja Liga de Quito, mantiene una mínima esperanza.

Mañana será el día de River, Racing y Boca, en ese orden. Si el equipo de Gallardo le gana a San Pablo en Brasil se afirmará en el primer puesto del Grupo 1. Si empata, en cambio, mantendrá los tres puntos de distancia y una ventaja a favor de cinco de diferencia de gol. Y en la última fecha recibirá al débil Trujillanos de Venezuela.

El clásico entre Racing y Boca (Grupo 3) en el Cilindro tiene todos los condimentos. Y un cúmulo de probabilidades. Si los muchachos de Facundo Sava se quedan con los tres puntos se aseguran el primer puesto del grupo y un lugar en los octavos de final. Con la derrota, Boca definirá el pase en la última fecha ante Deportivo Cali en la Bombonera. Pero si Bolívar le gana a Cali (el jueves) el panorama se le complicará al equipo de Guillermo Barros Schelotto porque en la última fecha, en la altura de La Paz, Bolívar puede sellar su clasificación con un triunfo ante Racing. Ahora, si gana Boca y Bolívar no puede con los colombianos, el equipo del Mellizo logrará el pase a octavos. Con la derrota, Racing tendrá tranquilidad si Cali vence a Bolívar. Un punto del equipo de Rubén Darío Insua ante los cafeteros llevará la definición al estadio Hernando Siles. En tanto, si hay empate en Avellaneda, Racing pasará de ronda si no gana Bolívar. Boca, en cambio, deberá esperar al 20 de abril.

El jueves será el turno de Rosario Central, que juega ante Nacional de Montevideo por la última fecha del Grupo 2. El equipo de Coudet se clasifica con un empate. La derrota la complica ante un eventual triunfo de Palmeiras, que recibe a River de Montevideo, ya eliminado. De ocurrir esta situación, pesará la diferencia de gol: Central tiene +3 y Palmeiras, 0. Como jugarán en el mismo horario, será una definición minuto a minuto.

Los octavos de final están cerca. Y los equipos argentinos quieren copar la llave como nunca.