Cristina: “Me pueden meter presa, pero no callar”

Luego de presentar un escrito ante el juez Claudio Bonadio, la ex presidenta habló ante una multitud de militantes. “Si pudieran prohibir la letra K del abecedario, lo harían”, dijo.
Miércoles 13 de abril de 2016

La expresidenta Cristina Kirchner djio que es "perseguida", embistió contra el Poder Judicial y se mostró "segura que si pudieran prohibir la letra k del abecedario lo harían".

"Estoy segura que si pudieran prohibir la letra k del abecedario lo harían, enfatizó Cristina Kirchner al dirigirse a una multitud de militantes kirchneristas desde un palco montado frente a los tribunales federales de Comodoro Py 2002.

En su discurso, la exmandataria afirmó que Hipólito Yrigoyen, así como Juan y Eva Perón fueron "perseguidos" y acusados de "hechos de corrupción".

También destacó que tras la dictadura militar dirigenets fueron encarcelados y se creó la Comisión Nacional de Responsabilidad Patrimonial (Conarepa) para analizar el patrimonio de dirigentes y exfuncionarios.

Cristina dijo que esos procesos "moralizadores" en realidad "venían por los derechos y las conquistas que habían logrado millones de argentinos que habían mejorado su vida".

Por otro lado, hizo referencia a la aparición de sociedades offshore de funcionarios del oficialismo y señaló que "se pasaban buscando la ruta del dinero K y se encontraron con la ruta del dinero M".

Además, durante su un discurso indicó: "¿Se imaginan si hubieran descubierto sociedades y cuentas offshore a nombre mío, a nombre de mi ministro de Economía o intendentes de una populosa ciudad; de mi hermana, mi madre, mi padre?".

También aseguró que "no" necesita tener fueros que le evitarían ser sometida a juicios, ya que cuenta con lo que llamó "los fueros del pueblo", a la vez que reclamó la libertad de la dirigente social Milagro Sala, al considerar que está detenida "sin que se sepa de qué se la acusa".

La ex mandataria reivindicó la figura de Sala, detenida en Jujuy, y reclamó que "vuelva a tener libertad" porque está presa, opinó, "sin que se sepa de qué se la acusa".

Fernández pidió a sus seguidores que "no se preocupen" por ella porque "explícita y voluntariamente" renunció a "tener fueros", a los que accedería con un eventual nuevo cargo público. "No los necesito, tengo los fueros del pueblo", sostuvo.