Jaime seguirá preso, rechazan su excarcelación

La Cámara Federal rechazó las excarcelaciones del ex secretario de Transporte y su exasesor Manuel Vázquez, ambos investigados por presunta compra irregular de trenes España y Portugal.
Jueves 14 de abril de 2016
El exsecretario de Transporte kirchnerista Ricardo Jaime seguirá preso por la causa de la compra de trenes en desuso a España y Portugal, ya que la Cámara Federal porteña le denegó la excarcelación ante el riesgo de que huya.

Fuentes judiciales informaron que la Sala I del tribunal de apelaciones denegó la liberación a Jaime -alojado en la cárcel de Ezeiza- y a su ex mano derecha Manuel Vázquez por considerar que hay riesgo de fuga frente a las condenas que ya pesan en su contra.

El juez federal Julián Ercolini había dispuesto el arresto del ex funcionario kirchnerista en "el grado de complejidad de la causa y en los antecedentes del imputado", es decir las tres condenas que se dictaron en su contra (por la tragedia de Once, dádivas e intento de hurto de pruebas), que se unificaron en una sentencia a seis años de prisión.

Se trata de una causa en la que se investigan anomalías en la adquisición de 298 trenes a España y Portugal en 2005 por unos 1.500 millones de pesos, que eran usados y no servían o no podían adaptarse a la red ferroviaria local.

La defensa había pedido la excarcelación argumentando que "no existe indicio alguno que pueda hacer creer al Sr. Juez Federal que Ricardo Raúl Jaime pudiera intentar eludir la acción de la justicia o entorpecer las investigaciones".

Y añadió que Jaime "siempre estuvo a derecho, desde el año 2009 a la fecha, en TODAS (sic) las investigaciones en las que ha sido parte y no presenta peligro procesal alguno".

Pero los jueces Jorge Ballestero y Eduardo Farah rechazaron esos argumentos.

Farah destacó que "la existencia de diferentes procesos seguidos con la misma persona -con niveles de avance trascendentes-, resulta un signo fuerte del riesgo que torna inviable su soltura".

Y resaltó que Jaime "está procesado o acusado en más de un caso", con "dos condenas firmes: una, de seis meses de prisión en suspenso impuesta en la causa n° J-1/11 por el Tribunal Oral Federal n° 2 de Córdoba, en orden al delito de sustracción de documentos destinados a servir de prueba ante la autoridad competente en grado de tentativa; y la segunda fue dictada por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal n° 10, que lo condenó a un año y dos meses de prisión en suspenso por 19 hechos de aceptación de dádivas".

A eso hay que sumarle la condena por la tragedia de Once en donde el TOF 2 lo sentenció a cinco años de prisión por el delito de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública, con una pena única a seis años que está siendo revisada.

Farah recordó que "Jaime además está procesado por enriquecimiento ilícito" en una resolución confirmada por Cámara.

En el caso de los trenes en desuso, Jaime declaró ante la Justicia que recibía directivas del entonces presidente Néstor Kirchner y de quien era su jefe, el ministro de Planificación Julio De Vido.

El sucesor de Jaime, Juan Pablo Schiavi, tuvo que comparecer por este caso y también apuntó a De Vido, al declarar que no recibía presupuesto suficiente para reparar los trenes importados en talleres locales.