La oposición dice tener los votos para destituir a Dilma

Afirman tener 349, siete más de los que exige el reglamento para forzar un impeachment. "Lula demostró preocupación y admitió que la situación del gobierno se tornó difícil", informaron.
Jueves 14 de abril de 2016
De acuerdo a sus cálculos, el gobierno cuenta con 127 votos para impedirle y hay 37 diputados indecisos, afirmó el diario O Globo. El periódico cita al legislador d Mendonça Filho, integrante del comité del impeachment: "Vamos hacia una victoria abrumadora".

Por otro lado, según publicó el diario Folha de San Pablo, el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, principal consejero de Rousseff, comentó a correligionarios su preocupación ante la deserción de aliados en vísperas de la votación del impeachment.

"Lula demostró preocupación y admitió al hablar con aliados que la situación del gobierno se tornó difícil", informó.

Suspendido por el Supremo Tribunal Federal, no obstante lo cual se desempeña como un ministro de hecho al haber asumido la conducción de las negociaciones de cara a la votación del domingo.

"Políticos que estuvieron con Lula lo describieron cansado y abatido", escribió el matutino.

Ayer, dos partidos aliados del Gobierno anunciaron que votarán a favor de la apertura de un juicio político, que se votará el domingo en la Cámara de Diputados.

La información fue confirmada por los líderes en la Cámara Baja del Partido Social Democrático (PSD), del ministro de Ciudades de Brasil, Gilberto Kassab, y del Partido Laborista Brasileño (PTB).

En declaraciones al canal GloboNews, Rogério Rosso (PSD) dijo que cerca del 80 por ciento de los 38 diputados que componen la bancada votarán el domingo en el plenario de la Cámara Baja a favor de la continuidad del proceso contra Rousseff

"Habrá orientación favorable a que sea avalada (la apertura del juicio), pero respetaremos la posición de quien vote en contra. A partir de ahora la bancada lo apoya", dijo Rosso.

También la bancada del PTB, que tiene 19 legisladores en ejercicio, anunció que votará para que la acción siga su curso en el Senado, que debe primero evaluar la admisibilidad de la misma y luego, si la admite, juzgar a la presidenta.