Lázaro Báez, ¿fuga de 55 M. de euros o U$S 5,1 M.?

La Cámara Federal pidió a Casanello que no limite la investigación sobre Báez "a cuestiones aisladas". Las cifras de las presuntas maniobras de fuga de dinero a paraísos fiscales encubiertos.
Jueves 14 de abril de 2016
La Cámara Federal advirtió hoy al juez federal Sebastián Casanello que no debe "enfocarse en cuestiones aisladas" en la investigación sobre Lázaro Báez por lavado de dinero, como lo es sólo la maniobra por la cual habrían pasado por la financiera SGI unos 5,1 millones de dólares.

"La investigación no puede enfocarse en cuestiones aisladas, de menor envergadura, sin atender a la completitividad de los hechos por los que se requirió la instrucción. Una y otra vez se ha advertido que la encuesta comprende también a la supuesta expatriación de una suma de dinero muchas veces mayor a la que puntualmente se alude en la actual indagatoria y también al reingreso al país de otro monto, importantísimo también, a través de la venta de bonos", alertó el Tribunal.

Es que los últimos avances del caso sólo son por los 5,1 millones de dólares que pasaron por la financiera SGI, pero la denuncia original apunta a la "fuga" de 55 millones de euros al exterior -atribuidos a Báez- a paraísos fiscales encubiertos por medio de estructuras financieras complejas.

"No pueden pasarse por alto esas otras maniobras que también se encuentran bajo pesquisa y que involucran el movimiento de sumas económicas elevadísimas, muy superiores incluso a la que aisladamente se consideró en esta oportunidad, las cuales -con mayor razón- también evidencian la facilidad de medios con los que cuenta", sostuvo la Sala II del Tribunal.

Asimismo, refieren a que el grupo Báez consiguió una importancia patrimonial "a partir de haber resultado beneficiario de la contratación de la mayor parte de la obra pública de la provincia de Santa Cruz, lo que se logró en menos de quince años luego que el principal imputado dejara su trabajo en relación de dependencia como empleado del banco provincial".

Se investiga si una suma millonaria "pudo haber sido depositada en entidades bancarias de otros países a través de su paso por un engorroso entramado de sociedades y/o se especula que parte de ella pueda encontrarse oculta en alguna de sus numerosas propiedades en la vasta extensión del sur del país".

"En suma, en cualquiera de las hipótesis el dinero sigue en poder del grupo económico y no pudo ser recuperado por el Estado", agregó el tribunal.