Báez seguirá preso y ordenan tratar de recuperar el dinero

La Cámara Federal confirmó la detención del empresario y su contador dispuesta por el juez Casanello. Además, reclamó rastrear el destino de la plata fugada a través de La Rosadita.
Viernes 15 de abril de 2016
La Cámara Federal porteña confirmó las detenciones del empresario Lázaro Báez y su contador, Daniel Pérez Gadín, y ordenó al juez federal Sebastián Casanello que intente recuperar la plata lavada y fugada a Suiza y otros países.

Los camaristas Martín Irurzun, Eduardo Farah y Horacio Cattani señalaron a Casanello que el delito que hay que investigar “comprende la expatriación de una suma de dinero muchas veces mayor a la que puntualmente se alude” en referencia a los 55 millones de euros de los que habló Federico Elaskar, el ex dueño de “La Rosadita” y los 5,1 millones de dólares que se contaron en el video de esa “cueva” financiera.

“Se investiga si pudo haber sido depositada (la plata) en entidades bancarias de otros países a través de un engorroso entramado de sociedades y/o se especula que parte de ella pueda encontrarse oculta en alguna de sus numerosas propiedades en la vasta extensión del sur del país”, agrega en alusión a las más de 20 estancias que el dueño de Austral Construcciones tiene en la Patagonia.

“En suma, en cualquiera de las hipótesis el dinero sigue en poder del grupo económico y no pudo ser recuperado por el Estado”, destacaron los superiores de Casanello.

En el 2014 el kirchnerismo frenó un intento de Casanello de viajar a Suiza para entablar un proceso de cooperación con la justicia helvética luego de que se bloquearan otros 22 millones de dólares en una cuenta que estaba a nombre de una fundación integrada por Báez y sus cuatro hijos. El año pasado, esa cuenta se desbloqueó por inacción del gobierno de Cristina Kirchner. Pero ahora, el ministro de Justicia, Germán Garavano, podría ahora nombrar un abogado que represente los intereses del estado argentino y, por lo menos, pedir los extractos de esa y otras cuentas de Báez en Suiza y Liechtenstein.

“Esta Sala considera que existe la posibilidad de que (Báez) fugue en el caso de recuperar su libertad”, escribieron en el fallo y resaltaron la “disposición de dinero” y las “relaciones económicas e influencias” en “distintos países” del empresario. La resolución también se refiere a la repatriación de 65 millones de dólares que hizo Báez, a principios del 2013, desde Suiza, a través de Helvetic Services Group y que depositó en la cuenta del fideicomiso de Austral en el banco de la Nación. Se trata del fideicomiso creado a instancias del ex valijero Leonardo Fariña, quien el miércoles recuperó su libertad pero bajo vigilancia. Mientras que Helvetic es dirigida por el argentino Néstor Ramos, a quien el fiscal Guillermo Marijuán le pidió, el año pasado, la indagatoria. Helvetic fue la compradora de La Rosadita.

Más adelante, los jueces de la sala II de la cámara federal -la misma que en el 2001 confirmó la prisión preventiva de Menem en la causa de la venta ilegal de armas a Ecuador y Croacia- recordó que toda la plata provino de contratos de obra pública de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Los camaristas también subrayaron que “existe la posibilidad cierta de intimidación a testigos y a otros imputados” y recordaron que los financistas coimputados, Leonardo Fariña y Federico Elaskar, refirieron sentirse “amedrentados” desde la venta bajo presión de “La Rosadita” en el 2013. Antes de la venta de esa “cueva” Elaskar había denunciado amenazas y extorsión por parte del entorno de Báez.

“El mantenimiento de la situación de detención también responde a la necesidad de asegurar la producción y resultado de las recientes medidas de prueba (...) los dichos dados por otro de los imputados en carácter de colaborador de la investigación”, agregaron los jueces. Este párrafo también es clave porque el tribunal de alzada le está diciendo a empleados y gerentes de “La Rosadita” que serán proseguidos si se acogen también a la figura del arrepentido.

Báez y Pérez Gadín llevan 14 días detenidos, ahora en el penal de Ezeiza. Con este fallo, si Casanello los procesa en los próximos días con prisión preventiva quedarán varios meses en la cárcel.