Estas son las 5 víctimas de la fiesta electrónica

La víctimas fueron identificadas como Nicolás Becerra, Francisco Bertotti, Bruno Boni, Martín Nazano y Andrés Valdéz. Todos tenían entre 20 y 24 años. Hoy otros cuatro internados en grave estado.
Domingo 17 de abril de 2016
La fiesta electrónica Time Warp tuvo un final trágico con la muerte de cinco jóvenes que habrían consumido sustancias tóxicas. Otro cuatro siguen internados en grave estado.

La víctimas fueron identificadas como Nicolás Becerra, Francisco Bertotti, Bruno Boni, Martín Nazano y Andrés Valdéz.

Francisco Bertotti, de 21 años, vivía en Pilar y estudiaba Ingeniería Informática en la Universidad de El Salvador. En sus perfiles de redes sociales se reconocía hincha de River.

"Cuando nos enteramos de lo que había pasado, fuimos a Costa Salguero a ver si estaba y nos mandaron a un edificio de la Prefectura, donde nos confirmaron que estaba en la lista. Es terrible esto de la pastillita", dijo conmovido un familiar.

La novia de Bertotti, quien sería una de las internadas, había escrito días atrás: "Lo único que deseo es estar en la Time Warp con la mente en plutón".

También Bruno Boni tenía 21 años. Había estudiado Diseño Gráfico en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata. Comentarios de personas que se hicieron eco de su fallecimiento indicaban que era DJ, y en algunos círculos se identificaba como Max Steel, nombre que alude a una serie de animación de ciencia ficción.

De los cinco, dos murieron en el lugar donde se realizaba la fiesta. Otros dos lo hicieron en el Hospital Fernández y el restante, en el Rivadavia.

En el hospital Fernández estudiaban la composición de las pastillas que fueron encontradas en poder de los fallecidos con el objetivo de dar con un diagnóstico que permita adecuar el tratamiento para los pacientes que todavía pelean por sus vidas.