La última foto de Jorge Chueco antes de desaparecer

El último registro del abogado vinculado a Lázaro Báez data del 13 de abril. La imagen fue captada por las cámaras de seguridad del hotel donde se hospedaba en Puerto Iguazú.
Lunes 18 de abril de 2016
La Justicia de la provincia de Misiones solicitó a Interpol Argentina que emita una "alerta azul" en busca de información sobre el paradero de Jorge Oscar Chueco, abogado del empresario kirchnerista Lázaro Báez que lleva cinco días desaparecido.

Así lo reveló esta mañana el fiscal de Puerto Iguazú, Martín Britez, y explicó que ese tipo de llamados por parte de la Policía Internacional consiste en "la alerta de búsqueda para personas desaparecidas".

El último registro del abogado vinculado a Lázaro Báez data del 13 de abril. La imagen fue captada por las cámaras de seguridad del hotel donde se hospedaba.

Britez precisó que en la Justicia de Misiones no se habla de "de escape o fuga" de Chueco, para el caso de que hubiera cruzado a Paraguay o Brasil, porque "de los informes de las fuerzas de seguridad no figura que pese (sobre él) algún pedido de captura por alguna causa judicial".

"Un trabajador del volante vio a una persona de características similares (a Chueco) cruzar el puente internacional que une Puerto Iguazú con la localidad brasileña de Foz de Iguazú", reconoció, en declaraciones a radio Belgrano.

De todos modos, el fiscal admitió que "no descartamos ninguna hipótesis" sobre lo ocurrido, incluida la de un posible suicidio, y confió que "se realizan rastrillajes en las zonas que son conocidas como las elegidas por las personas con intenciones de suicidarse en el área Cataratas".

También confirmó que el miércoles 13, alrededor de las tres de la tarde, "personal del parque nacional lo encontró (a Chueco)" en una pasarela de las cataratas de Iguazú "estaba descompensado por la ingesta de alcohol y algo más, un medicamento del tipo Rivotril".

En la Justicia de Misiones hay una causa abierta como "desaparición de persona" ya que Chueco fue visto por última vez el miércoles último, por lo que los investigadores consideran que el abogado bien pudo haber traspuesto las fronteras e internarse tanto en territorio paraguayo como brasileño.

Chueco era apoderado de "Helvetic Service Group SA", la empresa que estaba detrás de SGI, la financiera conocida como "La Rosadita" donde se vio a allegados al empresario Báez contando millones de dólares y euros que aún no está claro de dónde surgieron.

El arrepentido Leonardo Fariña lo mencionó y lo describió como una persona que tuvo un "rol importante" en el armado legal de la operatoria que investiga el juez federal Sebastián Casanello en la trama denominada "la ruta del dinero K" por el programa "Periodismo para Todos".