Casanello ordenó inspección ocular a Costa Salguero

Es en los pabellones en los que se desarrolló la fiesta electrónica en la que el domingo por la madrugada murieron cinco jóvenes y por la cual otros cinco se encuentran en grave estado.
Lunes 18 de abril de 2016
La diligencia fue ordenada en el marco de las primeras medidas resueltas por el juez federal Sebastián Casanello -quien quedó a cargo de la investigación de lo sucedido en la fiesta Time Wrap- y será concretada por la División Precursores Químicos de la Policía Federal.

Así lo consignaron fuentes judiciales, quienes precisaron que la investigación -en la que también interviene el fiscal federal Federico Delgado y el titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), Diego Iglesias- apuntará a la venta de drogas durante la fiesta, la intoxicación de los jóvenes, la organización del evento, la regulación y sus controles.

Por otro lado, las fuentes revelaron que, en el marco de la investigación, fue hallado “un contrato entre Prefectura Naval Argentina y los organizadores del evento por 30 mil pesos en concepto de adicionales”, que podría resultar clave en la pesquisa que buscará determinar si existió “zona liberada” dado que se trata de la fuerza de seguridad que debía controlar el lugar.

Por otra parte, las fuentes consignaron que tanto desde la Procunar como desde el juzgado de Sebastián Casanello insistieron hoy con el pedido para que personas que participaron de la fiesta se acerquen a brindar su testimonio sobre lo allí sucedido.

En este sentido, reafirmaron que se resguardará la identidad de los testigos que brinden información sobre lo sucedido en la trágica fiesta, que le costó la vida a cinco jóvenes y dejó en grave estado a otros cuatro, mientras un quinto se recupera favorablemente.

En este marco, fuentes judiciales consignaron que “hasta el momento, se presentaron decenas de testigos, que aportaron información ya sea personalmente o vía correo electrónico” a la dirección habilitada para ese fin (jncrimcorrfed7.sec13@pjn.gov.ar).

El expediente en el que se investigan los hechos sucedidos en la fiesta electrónica Time Warp llegó ayer a la tarde a la Justicia Federal luego de que se declarara incompetente el juez de instrucción Guillermo Caravajal, quien actuó con la intervención del fiscal Sandro Abraldes, que a su vez dispuso el apartamiento de la Prefectura de la pesquisa.