Cresta Roja se reactiva y recupera 1000 empleos

La empresa avícola prometió elevar la faena, en mayo, de 80 mil a 180 mil pollos diarios, por lo que elevará el empleo a 1300 operarios.
Martes 19 de abril de 2016

“A partir de mañana lunes retomarán sus puestos de trabajo 1.000 empleados de Cresta Roja y llevarán la faena a 80.000 pollos diarios, pero las cifras crecerán a 1.300 puestos de trabajo recuperados y 180.000 faenas por día a partir de mayo”, detalló a Télam Ignacio Werner, asesor del Ministerio de Producción de la Nación que tuvo a su cargo la coordinación entre los operadores privados que recuperaron la actividad productiva, el juzgado que intervino desde la Justicia Comercial, el Ministerio de Trabajo y los gremios.

“Nuestra prioridad fue desde un principio proteger las fuentes de trabajo y restablecer la producción y lo hemos logrado con un esquema sustentable porque todas las partes pusieron buena predisposición para la recuperación gradual de la actividad productiva”, dijo hoy a Télam Werner.

“Lo importante es que logramos la recomposición del ciclo productivo, con un enfoque coherente orientado desde el primer día a la exportación, aunque también vamos a volver a integrar a Cresta Roja en el mercado interno”, expresó igualmente a Télam Santiago Perea, representante de los operadores de la empresa integrados en un consorcio conformado por Ovoport, Tanacorsa y por la familia Lacau.

“Hemos recuperado empleo, producción y exportaremos granos transformados con alto valor agregado”, expresó Perea, en referencia al principal componente alimentario de los pollos que es el maíz.

Perea también informó a Télam que desde mañana lunes, llegará “genética importada que incluye abuelos, madres e hijos” para la recomposición plena del ciclo productivo que se había interrumpido totalmente en los últimos meses de 2015.

“Esto es posible por la colaboración de todos los empleados, tanto los que vuelven al trabajo como los que van a ser reincorporados paulatinamente a medida que aumente el ritmo de la faena y la recuperación de mercados”, dijo Perea.

“Sin un trabajo de equipo entre los operadores, funcionarios nacionales, judiciales, además de los gremios y las comisiones internas, no hubiera sido posible recuperar la producción en 3 meses y medio”, remarcó el representante de los operadores.

“Es un caso importante y testimonia la decisión del Presidente Macri de recuperar empleo ya que en diciembre encontramos totalmente vacía la Planta San Miguel de Cresta Roja, y la empresa estaba en concurso preventivo y con una intervención desde la Provincia de Buenos Aires. Lo que se está haciendo tiene perfil sustantable”, remarcó Werner.

“En estos tres meses y medio, los operadores de Cresta Roja invirtieron en alimentos balanceados, pago de sueldos y cumplieron el compromiso de que lo ingresado por ventas se reinvierta en actividad productiva”, dijo Werner, quien recordó que la operación de la empresa estaba “condicionada a pautas de inversión”.

A partir de este proceso de recuperación, la empresa Cresta Roja “seguirá operando bajo la administración de este consorcio mientras esté en trámite la quiebra, pero luego se llamará a licitación para tener un comprador definitivo que preserve el concepto de producción sustentable”, explicó Werner.

Los ministerios de Producción, Agroindustria y Trabajo ejercieron un rol activo y clave durante todo el proceso, que hizo posible cumplir con los plazos fijados y dar luz a la puesta en marcha de la empresa.

Desde la cartera de Producción el foco estuvo puesto en la conservación de fuentes de trabajo y de la diversidad de la oferta del sector.

La preservación de la matriz genética fue la prioridad del Ministerio de Agroindustria en su enlace entre el Senasa y la Cámara Argentina de Productores Avícolas.

Y desde el Ministerio de Trabajo se lideró el diálogo con los representantes sindicales.

El Ministerio de Producción, a cargo de Francisco Cabrera, acompañó en la articulación con el juzgado en lo Comercial de la doctora Pérez Casado; la sindicatura y el consorcio de operadores, y a través de la creación de un fondo como paliativo para los trabajadores que se encuentran fuera de la empresa hasta tanto sean reincorporados al proceso productivo.

“Nuestra misión fue mantener las fuentes de trabajo y lograr que la empresa vuelva a producir con un plan sustentable. Mañana será un día muy importante para Cresta Roja, comienza un nuevo camino de crecimiento y trabajo”, explicó Werner.