Cómo vendían las pastillas dentro de la fiesta Time Warp

Las llamadas "Superman", que le costaron la vida a 5 jóvenes, valían entre 150 y 200 pesos.
Martes 19 de abril de 2016
"En todas las fiestas es igual. Pasa alguien y te dice: 'Chicos ¿Quieren pastis?'. Pero en ésta te preguntaban más de lo normal", contó una joven que asistió a la Time Warp donde muerieron 5 jóvenes. Y sigue: "Lo mismo cuando te preguntan: 'Chicos, ¿tienen pastis para vender?'".

La chica contó que "los dealers se meten las pastillas en las bolas y las mujeres en las partes íntimas. Son muy chiquitas, pueden meter de a 100", describe y da detalles de seguridad sobre otros boliches donde también circulan las pastillas Superman: "Hay lugares como Mandarine Park, también en Costanera, en el que los controles son muy muy estrictos, pero como no te pueden desnudar, las pasás igual". "El viernes no había cacheo. A mí por lo menos no me tocaron y a mis amigos tampoco", dice. Su testimonio coincide con el de Joaquín, de 25 años, que frente al Hospital Fernández dijo que "cacheaban a cuatro y pasaban 500".

Y remarcó: "La culpa fue del hijo de puta que las vendió adentro. Eso sumado al calor y a lo difícil que era conseguir agua, fue un combo mortal", explica y concluye: "En Europa en estas fiestas ponen 'puestos de calidad'. Vas con la pastilla y te dicen qué tiene. Químicos controlan lo que tomás. Está mal, pero bueno. Evitan que pasen estas cosas".