Dólar futuro: un fiscal imputa a Bonadio y Sturzenegger

Jorge Di Lello dio impulso a una causa iniciada por una denunciade diputados nacionales del Frente para la Victoria, la misma en la que Cristina Kirchner pidió ser querellante.
Miércoles 20 de abril de 2016
El fiscal federal Jorge Di Lello pidió hoy abrir una investigación contra el juez federal Claudio Bonadio y el presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Federico Sturzenegger, por presunta administración infiel en perjuicio de la administración pública y en favor de particulares.

La Fiscalía dio impulso a una causa iniciada por una denuncia hecha la semana pasada por un grupo de diputados nacionales del Frente para la Victoria, la misma en la que la expresidenta Cristina Kirchner pidió ser querellante.

La denuncia apunta a determinar si generaron pérdidas para el Estado Nacional las operatorias de venta de dólar a futuro a raíz de una "mega devaluación" llevada a cabo a partir del 10 de diciembre pasado cuando Mauricio Macri asumió como Presidente de la Nación.

El pedido de Di Lello fue hecho ante el juez federal Sergio Torres y, como medida de prueba, reclamó la citación a prestar declaración testimonial a la exmandataria y al exministro de Economía Axel Kicillof, ambos imputados en la causa que investiga la venta de dólar a futuro y quienes fueran indagados por Bonadío la semana pasada.

Di Lello también pidió a "las entidades correspondientes el listado completo de las personas físicas y jurídicas que adquirieron dólar a futuro entre el 15 de octubre y el 9 de diciembre de 2015".

Además, solicitó que Torres "escuche en declaración testimonial a quienes fueran presidentes del Banco Central desde el año 2007 en adelante", y que el BCRA informe "el volumen del dólar a futuro vendido en ese período".

Por otra parte, pidió al juez que reclame informes sobre "la evolución de los valores del dólar entre el 1 de enero del 2008 y el 30 de noviembre del 2015" y "la diferencia de cotización mes a mes" dentro de ese mismo período", como así también "el volumen vendido de divisas al cambio oficial durante el período denominado como ‘cepo cambiario’ tanto para ahorro como para pago de tarjetas de crédito".

La denuncia, firmada entre otros por el titular del bloque del FPV, Héctor Recalde, es contra Bonadio y Sturzenegger por los presuntos delitos de defraudación por administración fraudulenta, abuso de autoridad, violación a los deberes de funcionario público, prevaricato, estafa procesal y privación ilegal de la libertad.

Además de Recalde, la denuncia está firmada por los diputadosJuliana Di Tullio, Nilda Garré, Diana Conti, Teresa García, Carlos Kunkel, Luis Cigogna, Carlos Moreno, Marcos Cleri y Rodolfo Tailhade.

Los legisladores pidieron al magistrado que investigue si ambos denunciados incurrieron "en defraudación por administración infiel en perjuicio de la administración pública al haberse modificado las condiciones en que fueron celebrados los contratos denominados de dólares a futuro en perjuicio de los intereses estatales y en favor de particulares".

También señalaron que Bonadio cometió "prevaricato, al dictar resoluciones contrarias a la ley y fundadas en hechos falsos" e incurrió en "tentativa de estafa procesal y de privación ilegal de la libertad mediante la alteración de la base fáctica de la causa con el propósito de dar sustento a
medidas cautelares restrictivas de la libertad".

Los diputados argumentaron que el pago de los contratos de dólares a futuro fue realizado por la actual conducción del Banco Central y autorizados por el propio Bonadio luego de la devaluación llevada adelante por el Gobierno de Cambiemos, tras la renuncia de Alejandro Vanoli.

En la indagatoria de Cristina Kirchner y otros implicados, como Kicillof, se denunció que la actual gestión del Banco Central fue responsable de las pérdidas generadas por las operatorias de venta de dólar a futuro a raíz de una "mega devaluación" llevada a cabo a partir del 10 de diciembre pasado cuando Macri asumió como Presidente de la Nación.