Unión venció a Colón en clásico caliente

Se impuso 1 a 0 con gol de Gamba. Con un gol sobre el final del juego, el Tatengue estiró su buena racha ante el Sabalero.
Sábado 23 de abril de 2016
Unión le dio otro fuerte cachetazo a Colón al ganarle 1-0 y quedarse con una nueva edición del clásico santafesino, por la duodécima fecha del torneo de Primera División.

Lucas Gamba, a los 40 minutos del segundo tiempo, marcó el gol del triunfo para Unión, después de una buena asistencia de Claudio Riaño.

Fue el segundo triunfo en lo que va del año de Unión ante su clásico rival, al que había goleado 3-0 como visitante en la octava fecha. Para Colón es otro duro golpe, en medio de una crisis institucional y después de una semana muy difícil tras la agresión que sufrió Alan Ruíz, por la que dejó el club.

Desde el comienzo fue Unión el que impuso condiciones, instalado en el campo rojinegro. La primera chance clara la tuvo a los 12, con un error de Raúl Iberbia en la última línea y la aparición de Claudio Riaño, que quiso definir de primera pero no tuvo justeza para superar a Broun. Increíble fue el gol que perdió el local a los 22, cuando Emanuel Britez robo la pelota en la salida de Colón y tras pase de Riaño quedó solo y de cara al gol, definiendo desviado de forma inexplicable.

El equipo de Madelon era claramente superior y merecía la victoria ante un Colón tibio y muy impreciso. Pero pasada la media hora, la intensidad "tatengue" comenzó a ceder, permitiendo que los de Johansen salgan del ahogo y se adelanten algunos metros en el terreno. En ataque, el sabalero se repetía en pelotazos para el solitario Vegetti, perdiendo una y otra vez ante la férrea defensa local. A los 46 volvió a generar peligro Unión, con un desborde de Malcorra y un centro que Riaño anticipo pero se fue desviado.

El arranque del segundo tiempo mostró la primera jugada de gol "sabalera" en el partido, con una buena acción colectiva que término con un potente zurdazo de Figueroa que Nereo Fernandez controló con dificultad. La respuesta del local no se hizo esperar, llegando al fondo con toques cortos y un disparo de Rolle que se fue cerca. Más allá de estas oportunidades, el segundo tiempo fue parejo, con la visita algo más adelantado en el terreno. Colón diuspuso de otra chance a los 16, con un centro que Bastía desvió y Figueroa cabeceó, provocando la magistral respuesta de Nereo Fernandez en la línea de gol.

En 25, y cuando en el clásico pasaba poco y nada, una acción aislada dejo a la visita con un hombre menos, luego de que el árbitro le mostrara la roja directa a Vegetti por una clara agresión a Garcia Guerreño. Empujado por la gente y la ventaja numérica, Unión salió despedido contra el arco de Broun. Cuando el reloj marcaba 40 y parecía que la insistencia de Unión no daba resultado, una maniobra aislada le terminó dando al local la ventaja que mereció en casi todo el partido.

Una gran habilitación de Riaño, de taco, dejó mano a mano a un Gamba que no dudó y definió con justeza para dejar sin chances a Broun y desatar el delirio de su gente en el final del clásico.

Colón, diezmado desde todo punto de vista, intentó salir en busca del empate, aunque ya sin fuerzas ni ideas para al menos inquietar el arco local. Tras 5 minutos de adición, Loustau marco el final y dio inicio al alocado festejo para este conjunto rojiblanco que sin descollar siempre quiso y fue más que esta pobre versión de un Colón herido.