La inflación es la mayor preocupación de los argentinos

Uno de cada cuatro consultados señaló el aumento de precios como el tema más relevante. La corrupción y la inseguridad quedaron en segundo y tercer puesto, respectivamente.
Domingo 24 de abril de 2016
Un estudio realizado por la consultora Management & Fit reveló que la inflación sigue siendo el tema que más preocupa a los argentinos.

La encuesta señaló que el 25,8% de los consultados puso al aumento de precios en primer lugar. En segundo puesto quedó la corrupción, que creció gracias al aceleramiento de las causas contra ex funcionarios.

El tercer tema, que bajó un escalón en el podio, es la inseguridad. Muy por atrás quedaron la desocupación, la pobreza y el narcotráfico.

Los últimos anuncios en materia económico, especialmente el fin del default y el pago a los fondos buitre, parecen haber impacto de manera positiva. Un 37,4% opinó que la situación económica del país estará mejor en los próximos meses. Y también bajó el porcentaje de aquellos que consideran que va a empeorar, que igual llega a 40,6% y supera a los optimistas. En tanto, quienes creen que estarán mejor a nivel personal (26,1%) también son menos de los que piensan que estarán peor (38,7%), en porcentajes similares al mes pasado.

El Gobierno espera que en abril la inflación dé un salto importante en el área metropolitana por el aumento de tarifas, pero insiste que en la segunda mitad del año el índice de precios va a estar "más cerca del 1% que del 2%". Sin embargo, cuando se interroga a la gente sobre los desafíos económicos de Macri, un 34,9% dijo que debe trabajar en la moderación de la inflación. Muy por debajo aparecen las recuperación del crecimiento económico, el freno de la devaluación e incrementar el poder adquisitivo de los ciudadanos.

El nivel de preocupación sobre los precios también se percibe en el nivel de confianza sobre las metas de inflación que se planteó el Gobierno. Más de un 45% cree que no se alcanzará la meta del 20 al 25 % para este año. Y un 62% opinó que los aumentos salariales no superarán la inflación.