Inseguridad sin límites en Ramos Mejía: lo acribillan en intento de robo

Fue asesinado de un balazo en la nuca cuando ingresaba en su casa. Venía de llevar a su hijo a un cumpleaños. Intentó escapar corriendo y fue ultimado.
Domingo 24 de abril de 2016
Un hombre de 47 años fue asesinado hoy de un balazo en la nuca cuando un grupo de delincuentes le quiso robar mientras caminaba hacia su casa tras estacionar su auto en un garaje y dejar a su hijo en un cumpleaños, en la localidad bonaerense de Ramos Mejía, informaron fuentes policiales y judiciales.

El hecho ocurrió esta madrugada, alrededor de la 1, en la calle Cabo A. Vacca al 300, del barrio Lomas del Millón del citado distrito, en el partido de La Matanza.

Fuentes policiales y judiciales informaron que todo comenzó cuando la víctima, identificada como Eduardo Silva, había llevado a uno de sus hijos a un cumpleaños a bordo de su auto. El hombre regresó solo y estacionó el vehículo en un garaje que se encuentra en diagonal a su vivienda.

Según las fuentes, Silva cruzó la calle para entrar a su casa en el que había otros familiares pero un grupo de al menos seis delincuentes divididos en una camioneta Ford EcoSport y otro auto aparecieron en el lugar. Los asaltantes que estaban en uno de los rodados descendieron rápidamente y lo amenazaron con fines de robo.

Sin embargo, el hombre quiso escapar corriendo y uno de los delincuentes efectuó un disparo que le impactó en la nuca y le salió por la boca. Los voceros agregaron que Silva murió casi en el acto como consecuencia de las lesiones sufridas, mientras que los ladrones huyeron sin robar nada.

Efectivos de la Jefatura Departamental La Matanza y el fiscal Carlos Arribas de la fiscalía de Homicidios arribaron de inmediato a la escena del crimen. Los investigadores analizan las cámaras de seguridad de la zona con el fin de identificar a los delincuentes y el camino que utilizaron para huir.

El personal policial encontró abandonada -horas después- la EcoSport en la zona de Ciudadela, por lo que Policía Científica iba a peritarla en buscar de rastros o huellas. De acuerdo a las fuentes, la camioneta había sido robada anoche a un hombre en el barrio porteño de Mataderos.

Según esta persona, uno de los delincuentes lo apuntó con un revólver que puede ser la misma arma que usaron para matar a Silva ya que en la escena del crimen no hallaron vainas servidas de pistola. El hecho es investigado por el fiscal Arribas, quien dispuso varias medidas para dilucidar este crimen.