Báez: temen perder evidencias por lentitud en allanamientos

El “valijero” arrepentido, Leonardo Fariña, detalló ante la Justicia varias locaciones donde estaría guardado el dinero no declarado. Todavía no se realizaron operativos para recuperar pruebas.
Lunes 25 de abril de 2016
El valijero Leonardo Fariñe declaró ante el juez Sebastián Casanello los lugares donde estarían escondidos los fondos ilegales de la ruta del dinero K.

Sin embargo, alertan que pese a los intensos preparativos iniciados el viernes, la Justicia aún no allanó las estancias Cruz Aike y La Julia, dos puntos minúsculos en la helada inmensidad de la estepa santacruceña.

Bajo esos cimientos, y los de otras cuantas propiedades ligadas al ecosistema inmobiliario familiar de los ex presidentes, pasaron y posiblemente aún duermen cientos de millones de dólares detraídos a los argentinos a través de los variados mecanismos de corrupción germinados durante el kirchnerismo.

Aunque los datos estaban ahí, a disposición del juez, el empujón final para que Casanello o el fiscal se dispongan a allanar esas fincas lo dio una ampliación de su declaración indagatoria que Leonardo Fariña hizo llegar a Marijuan la semana pasada, desilusionado por la divulgación de su larguísimo testimonio original por parte del juez Casanello.