Procesaron a Aníbal Fernández por el "Plan Qunita"

Así lo resolvió la Sala II del Tribunal, que también confirmó el procesamiento del ex ministro de Salud Daniel Gollán.
Martes 26 de abril de 2016
La Cámara Federal confirmó hoy el procesamiento del exjefe de Gabinete Aníbal Fernández por las irregularidades detectadas en el Plan Qunita, que se otorgó a mujeres embarazadas beneficiadas por la Asignación por Embarazo (AUE).

Fuentes judiciales informaron que así lo resolvió la Sala II del Tribunal, que también confirmó el procesamiento del exministro de Salud Daniel Gollán.

Todos habían sido procesados en primera instancia por el juezfederal Claudio Bonadio, por los delitos de fraude, abuso deautoridad y violación de los deberes de funcionario público.

La causa se inició tras una denuncia de la legisladora Graciela Ocaña a raíz de la compra de 140.000 kits del Plan Qunita, que fue presentado por la expresidenta Cristina Kirchner en enero de 2015 y consistía en que todas las mujeres beneficiarias de la Asignación por Embarazo (AUE) recibieran una cuna, sábanas, frazada y otros elementos básicos para la crianza del recién
nacido.

La compra fue hecha el 8 de junio del año 2015 a las empresas Fasano SRL., Grupo Diela SRL., Compañía Comercial Narciso SRL., Fibromad SA., Delta Obras y Proyectos SA. y Dromotech SA., las que proveerían entre todas un total de 140.000 kits, de los cuales la primera de las firmas aportaría 115.000 y las demás 25.000. En la causa consta que el precio fijado por la SIGEN fue de 4.096,37 pesos y del propio Ministerio estimado en 4.500, pero se pagó en valor promedio por cada kit de 7.800.

En el proceso, se investiga también el "direccionamiento de la licitación", para determinar por qué las empresas ofertaron todas un valor promedio de 7.800 pesos, pero Fasano SRL vendió un total de 115 mil unidades y el resto de las cinco empresas solo unos 25.000.

"Elementos colectados en la causa demuestran la verosimilitud de la existencia de precios sobrevaluados, lo que se verifica comparando el precio del kit pagado por la administración pública con el valor de referencia calculado por la SIGEN, como de la comparación del precio unitario de los artículos que lo integran con los costos efectivamente pagados a terceros proveedores de las firmas ganadoras", sostuvo la Cámara.

El Tribunal tuvo en cuenta que existen "ciertos elementos que reflejan que las seis firmas adjudicadas coordinaron su accionar".

"Ello tanto por la similitud de los precios de sus ofertas, cuya diferencia fue, en el mayor de los casos, de $ 120 por kit - el que estaba compuesto por 41 unidades-, como por las cantidades a licitar, cuya sumatoria final fue de 140.000 kits", expresó el fallo.

"Tan injustificada elevación del presupuesto inicial, aunada a la firme sospecha en punto a la selección preordenada de las empresas que, careciendo de todo antecedente o experiencia en el rubro, resultaron a la postre ganadoras, son circunstancias que emergen con claridad del trámite licitatorio y que impiden admitir los descargos a través de los cuales tanto Gollan como Fernández aspiran a deslindar su responsabilidad en los hechos", sostuvo la Cámara.