Boca se acerca a cuartos tras vencer a Cerro Porteño

Se impuso 2 a 1 con goles de Tevez y Lodeiro para el Xeneize, mientras que Domínguez descontó para el Ciclón. Orión detuvo un penal. El equipo de los Mellizos mostró un buen nivel y se trajo un triunfo clave de Asunción.
Jueves 28 de abril de 2016

Boca Juniors se impuso a Cerro Porteño 2-1, en Asunción, y puso un pie en los cuartos de final de la Copa Libertadores de América 2016.

Carlos Tevez abrió el marcador a los 28 minutos del primer tiempo, a los 14 del segundo tiempo amplió la diferencia el uruguayo Nicolás Lodeiro y, a los 38, descontó Cecilio Domínguez, de penal.

La serie se definirá el próximo jueves en La Bombonera, y el que avance tendrá por rival en cuartos de final al que prevalezca en la llave que dirimen Corinthians, de Brasil, y Nacional, de Uruguay.

A pesar de todos los inconvenientes que tuvo de cara a esta instancia, las lesiones de Andrés Cubas y Fernando Gago, las indisposiciones a último momento de Leonardo Jara y Andrés Chávez, Boca hizo pie en condición de visitante.

Pisó fuerte en la etapa inicial, en la que pese a todo se movió siempre como un equipo bien conformado y fue creciendo paulatinamente.

La movilidad y versatilidad de la delantera conformada por Tevez, Lodeiro y Cristian Pavón brindaba muchas posibilidades a los volantes frente a una oposición ordenada, pero nada más, y Boca empezaba a ser profundo.

A los 25, tras una réplica encabezada por Pavón, Pablo Pérez avisó al meterse al área de prepo para sacar un zurdazo rasante y cruzado que exigió una respuesta ágil del arquero.

Y a los 28, en una muy buena jugada colectiva entre Pavón, Lodeiro, Marcelo Meli y Tevez, llegó el primer gol de la noche.

Meli habilitó al goleador desde la derecha, con un centro que propició el anticipo ofensivo y el cabezazo cruzado que dejó sin chances a Anthony Silva.

Cerro Porteño contestó a los 39, mediante un tiro libre que Marcos Riveros sirvió para Guillermo Beltrán, quien aguantó la marca de Daniel Díaz en la puerta del área y haciendo una pirueta remató demasiado cerca del travesaño.

El local, herido en su amor propio, salió en búsqueda de la clasificación en el segundo capítulo, en el que complicó al azul y oro abriendo la cancha, con mucho empuje y garra. A los 9 minutos, entre Gino Peruzzi y "Cata" Díaz presionaron a Cecilio Domínguez sobre la izquierda, desestabilizándolo hasta que el árbitro mexicano Francisco Chacón sancionó penal para sorpresa de todos.

El portugués Luis Leal se hizo cargo del tiro castigo y lo ejecutó abajo y a la derecha, pero se topó con la resistencia de Agustín Orion, que adivinó su intención y llegó a tiempo. Boca sacó provecho del envión anímico y cuatro minutos después agrandó la ventaja de contragolpe.

El colombiano Frank Fabra se la dio a Tevez, "El Apache" a Lodeiro y tras un enganche que desparramó a Rodrigo Rojas y al arquero los hinchas de Boca presentes gritaron un verdadero golazo del uruguayo, que parecía sellar temprano el primer chico.

Sin embargo, a los 37, Cristian Erbes no pudo controlar de forma idónea un balón dividido, se lo robó Domínguez y tuvo que derribarlo dentro del área.

El propio Domínguez tomó la pelota, y con mucho valor y jerarquía la picó desde el punto penal para darle a sus compañeros y a la parcialidad guaraní una pequeña esperanza para el cotejo de vuelta.