P. Moyano: "Hay que ver si Macri tiene huevos para vetar la ley"

Lo afirmó el líder de Camioneros en la previa del acto contra el Gobierno en el Monumento al Trabajo. "Si no hay respuestas se irán incrementando las medidas de fuerza", señaló.
Viernes 29 de abril de 2016

El secretario general adjunto del gremio de Camioneros, Pablo Moyano, vaticinó este mediodía que unos 300.000 trabajadores respaldarán la jornada de protesta convocada por las centrales obreras y reclamó medidas al Gobierno en respuesta a los reclamos de los gremios.

Moyano advirtió que los trabajadores necesitan "respuestas inmediatas" a sus reclamos, vinculados con la pérdida del poder adquisitivo del salario y la "ola de despedidos" tanto en el sector público como en el privado.

"Los aumentos (de precios) se registran día a día. Se hacen anuncios de redes cloacales y viviendas pero para dentro de siete u ocho años. Sin embargo la inflación es ahora, ahora hay que tomar medidas", manifestó el dirigente sindical.

En declaraciones a la prensa, el dirigente sindical advirtió que si el presidente Mauricio Macri no atiende las demandas de los trabajadores las protestas se agudizarán.

"Si no hay respuestas se irán incrementando las medidas de fuerza", señaló el sindicalista del gremio de Camioneros.

Moyano se refirió a la posibilidad de que el presidente Macri vete la ley que propone evitar los despidos en caso de que la Cámara de Diputados apruebe una iniciativa que obtuvo media sanción en el Senado.

"Si la semana que viene el presidente veta la ley, seguramente habrá una reacción de los trabajadores", puntualizó.

"En todas las actividades hay amenazas constantes de despidos, por eso es importante esta ley antidespidos o el pago de doble indemnización que votó el Senado. Si Macri veta la ley quedará como el presidente que avaló miles y miles de despidos", agregó.

El líder sindical aseguró que más de 300 mil personas, participarán hoy del acto organizado por las cinco centrales obreras y que culminará a las 15:00 frente al edificio de la CGT de Azopardo, en esta Capital.

"Aca no hay planes trabajar, no hay gente pagada, aca son todos laburantes que han dejado las fábricas para reclamarle al gobierno lo que viene relcamndo la CGT", indicó.
"Esto no es una celebración por el Día del Trabajador, es una jornada de protesta por todo lo que venimos reclamando", agregó.