El dólar subió 9% en lo que va del año

Desde comienzos de abril la divisa estadounidense encontró su piso por encima de los 14 pesos, tras haber alcanzado un pico máximo de 16,072 pesos el 1 de marzo pasado.
Sábado 30 de abril de 2016


Durante esa rueda, el BCRA debió vender 236,7 millones de dólares en un solo día para frenar la escalada de la divisa y luego instrumentó un fuerte aumento de la tasa de corte que paga por la colocación de Lebacs de corto plazo: primero en el 37% y luego en el 38%, porcentaje que se mantiene hasta hoy.

La cotización récord de comienzos de marzo había representado un alza del 20 por ciento con respecto a los valores de principio de año, cuando el dólar oscilaba en torno a los 13 pesos.

En las últimas semanas, a partir del ingreso de dólares por liquidación de divisas del sector agroexportador y el interés de los inversores por los altos retornos en pesos que pagan las Lebac presionaron a la baja la cotización de la moneda estadounidense, que desde entonces se posicionó dentro de la marca de los 14 pesos con escasas variaciones diarias.

Pese a las malas condiciones climáticas que dificultan la recolección y el transporte de la denominada "cosecha gruesa", la liquidación de divisas hasta el 22 de abril alcanzó 7.517 millones de dólares, según datos de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC). A principios de marzo, los agroexportadores habían previsto liquidar 7.000 millones entre ese mes y mayo próximo.

"A mediados de mayo el BCRA va a tener más ofertas de dólares, más ingreso de dólares financieros y encuentra un escenario en el que las tasas en pesos se van a relajar y el tipo de cambio va a tender a reaccionar al alza", dijo Marcelo Comisso, jefe de Research del mercado de futuros del ROFEX.

"Toda vez que al mercado de cambio le fue bien fue cuando la exportación fue buena", dijo a Télam un operador del mercado de cambios. "Se espera que venga una fuerte venta del campo y además el arreglo con holdouts va a mejorar el crédito", agregó.

En una conferencia de prensa brindada ayer, el titular del BCRA, Federico Sturzenegger, ratificó que la política de la entidad monetaria es mantener un "tipo de cambio flexible, con intervenciones ocasionales" destinada a "desvincular los movimientos del tipo de cambio del comportamiento de los precios domésticos".

"Si el peso se aprecia a causa de un boom de exportaciones argentinas, es lógico y deseable que eso ocurra, pero el problema que podemos tener ahora es que el precio se fortalezca por el flujo de capitales de corto plazo", agregó.

En lo que respecta a factores externos, la cotización del dólar también dependerá del movimiento de las tasas de interés que puedan darse en EEUU. El último miércoles la Reserva Federal (Fed) decidió dejar sin cambios las tasas de interés de referencia entre 0,25% y 0,50%, bajo el argumento de que el crecimiento económico "parece haberse ralentizado".

"Las condiciones del mercado laboral han mejorado aún más aunque el crecimiento en la actividad económica parece haberse ralentizado", indicó el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, en inglés) de la Fed.