El Ejército presentó una denuncia penal por el escándalo hot

Fue por la difusión de imágenes tomadas a dos aspirantes al cuerpo de enfermería en el Colegio Militar mientras estaban en ropa interior. Fue cuando cumplían un examen médico obligatorio.
Sábado 30 de abril de 2016
El Ejército Argentino presentó una denuncia penal ante la difusión de imágenes tomadas a dos aspirantes al cuerpo de enfermería en el Colegio Militar mientras estaban en ropa interior.

Las dos jóvenes fueron fotografiadas mientras cumplían un examen médico obligatorio en el Colegio Militar para ingresar como "Oficiales del cuerpo de enfermería profesional".

El Ejército Argentino confirmó que presentó una denuncia penal luego de que se difundieran por América las imágenes de las aspirantes en la revisión médica ante uniformados hombres.

En una de las fotos, una joven, que tiene unos papeles en su mano, es atendida por un hombre; más cerca en el foco de la imagen se ve a un suboficial del escalafón sanidad con jinetas correspondientes al Ejército Argentino.

En la otra imagen en las mismas instalaciones se ve una escena parecida con otra mujer en ropa interior.

Desde el Ejército y el Ministerio de Defensa reconocieron la veracidad de las imágenes.

Ante esto, la fuerza tomó urgentes medidas para detectar y sancionar "con el máximo rigor reglamentario posible" a los responsables del hecho.

Asimismo, inició acciones legales correspondientes constituyéndose la institución militar en denunciante.

El examen de admisión finalizó este viernes y aquellas aspirantes que aprueben el examen teórico, pasarán cuatro meses en el Colegio Militar para egresar como subtenientes enfermeros en comisión.

Más allá que es de práctica que en la medida de las posibilidades del servicio las revisiones médicas a personal femenino deben ser realizadas por profesionales médicos del mismo sexo, es entendible que no siempre esto es posible dado que no hay profesionales femeninas de todas las especialidades en todos los
destinos.

Sin embargo, según explicaron desde la fuerza, tanto médicos como enfermeros deban obrar con la debida conducta ético profesional.

"Este hecho es vergonzoso y el Ejército no está dispuesto a tolerarlo", informó uno de los generales responsables de dar curso a las medidas disciplinarias correspondientes.

Tras las confirmaciones del hecho, la fuerza emitió un comunicado en el que reconoció los hechos y anticipó que se presentó ante la Justicia.
LAA/NT