River mereció más pero sólo empató ante Vélez

Igualaron 0 a 0. Pese a ser más que su rival y contar con un jugador más durante 60 minutos, el Millonario sufrió la falta de gol y solo se quedó con un punto que tiene sabor a poco.
Sábado 30 de abril de 2016

El equipo alternativo de River Plate mereció llevarse algo más, sobre todo por lo hecho en el segundo tiempo, pero falló las pocas chances que tuvo y en un discreto partido en el Monumental terminó empatando 0-0 con Vélez Sarsfield.

Con la cabeza puesta en el desquite del miércoles ante Independiente del Valle por los octavos de final de la Copa Libertadores de América, River se nutrió de juveniles, mostró buenos proyectos, como los de Tomás Andrade y Gonzalo Montiel, y en el segundo período pegó dos pelotas en el poste derecho.

Vélez, que jugó desde los 33 minutos del primer capítulo con uno menos por la expulsión de Fausto Grillo, se aferró de forma temprana al empate, y en el episodio final defendió el punto.

El primer tiempo fue parejo y deslucido, con un River que intentó ser protagonista, pero le faltaron ideas, y un Vélez que, a pesar de mostrar algunas conexiones positivas e interesantes, se tornó muy discontinuo.

El arranque fue favorable al local, que estuvo a punto de abrir el marcador a los 12 minutos con un centro por izquierda de Luis González que falló Leonardo Pisculichi a la hora de cabecear.

Después de esas jugada, Vélez salió y emparejó el trámite de la mano de Hernán Toledo, su hombre más desequilibrante, que estuvo cerca de anotar a los 13 con un remate, y luego, a los 24, envió un preciso centro desde el costado izquierdo que Fabricio Alvarenga cabeceó a la posición donde se encontraba ubicado el arquero Augusto Batalla.

Sin profundidad, River dependió de alguna aparición de Pisculichi o González, y pese a tener superioridad numérica, a raíz de la expulsión por doble amarilla de Grillo, no encontró los espacios suficiente para poder desnivelar.

La segunda etapa se jugó en campo de Vélez, que renunció al ataque, y defendió el 0-0. Por su parte, River tuvo el control de la pelota, generó algunas situaciones de peligro, pero no estuvo certero a la hora de la definición.

A los 7 minutos entre González y Pisculichi se perdieron un gol debajo del arco, tras un córner de Gonzalo Martínez desde la izquierda, que peinó el ingresado Montiel. A pesar de carecer de profundidad, River, con el empuje de su público, siguió yendo y, a los 37, el juvenil Andrade, de buenos arranques y gambetas, estrelló un remate en el palo derecho.

A tres minutos del epílogo, fue Leandro Vega, el más parejo del partido, el que impactó, de cabeza un centro que se estrelló contra el vertical derecho.

El partido se diluyó y el público despidió a los jugadores con aplausos, bajo el cántico de exigir "esta copa hay que ganar", en alusión al trascendental compromiso del miércoles frente a los ecuatorianos.