Sin abogados no hay justicia

Martes 3 de mayo de 2016

Los paros y las huelgas gremiales, en el marco de la Administración de Justicia bonaerense vienen pegando duro y parejo a los abogados que pretendemos ejercer diariamente nuestra profesión.

Hay quienes sostienen que todo se resume a la larga e inagotable problemática salarial. Es este punto los aumentos de haberes ofrecidos por la Gobernación no alcanzaría a solventar siquiera un tercio de las expectativas inflacionarias.

Otro sector judicial, en especial de mayor presencia en los tribunales de La Matanza, Morón, San Martín y Lomas de Zamora, sostiene muy abiertamente que el enfrentamiento no se agota en el aspecto económico, sino que más bien se trata de un conflicto político y fundamentalmente ideológico.

Para estos últimos dirigentes judiciales no le es posible digerir la presencia de un partido político que no sea el Justicialismo en el ámbito de la provincia más importante del país.

En el medio de ello estamos los abogados que, con sumo asombro, vemos amenazada nuestra fuente de trabajo sin tener un interlocutor gubernamental válido a quien presentar nuestras inquietudes.

Es este marco la situación profesional y financiera cotidiana de los abogados es muy grave. Tampoco los Colegio de Abogados Departamentales se han puesto, al menos por ahora, a la altura de las circunstancias.

Las incumbencias de los abogados esta siendo menoscabada por una problemática ajena al ejercicio de la liberal profesión, pero lo mas grave es que un Poder del Estado provincial, el Judicial, se encuentra virtualmente paralizado, en todos los fueros. Ello genera un perjuicio inmenso a la ciudadanía que debe ser reparado dentro del marco
constitucional, y de manera URGENTE.


Hugo Lopez Carribero
Abogado penalista