Time Warp: buscan datos en celulares y notebooks

Los investigadores intentan determinar si hubo conversaciones clave entre los organizadores.
Viernes 6 de mayo de 2016
La prueba de que se habría destruido documentación guardada en una carpeta con el nombre "Time Warp" de una notebook de la empresa Energy Group hace sospechar a los investigadores que en los teléfonos celulares y en las computadoras secuestradas puede haber datos y conversaciones clave entre los organizadores de la fiesta en Costa Salguero.

La tarea para tratar de recuperar la información de seis teléfonos celulares y de cuatro computadoras secuestradas a personas vinculadas a la organización de la fiesta fue encargada por el fiscal federal Federico Delgado, que investiga la muerte de cinco jóvenes y la venta de droga sintética, a peritos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y de la Policía Federal. Los informantes adelantaron que no será sencilla la tarea de recuperar, sobre todo, las conversaciones de la aplicación WhatsApp y obtener la clave de los teléfonos celulares secuestrados.

"En los teléfonos y en las computadoras se podrían encontrar datos sobre la logística de la fiesta. También, especialmente en los celulares podría haber conversaciones entre los organizadores sobre el momento en que empezaron a desvanecerse las víctimas", sostuvo una calificada fuente judicial.

En el dictamen del martes pasado, en el que pidió la "inmediata" detención del abogado Víctor Stinfale, el fiscal Delgado afirmó que "como articulador sólo aparece en los momentos decisivos. Apareció durante el allanamiento de las instalaciones de Energy Group. Estaba presente justo cuando un programa destruía en una computadora una carpeta llamada Time Warp". Ahora se tratará de recuperar la información borrada.

Desde anteanoche, después de ser indagado por el juez federal Sebastián Casanello, a cargo de la causa, Stinfale está detenido en la cárcel de Marcos Paz, que depende del Servicio Penitenciario Federal (SPF). Según fuentes de la investigación, el abogado se mostró enojado por permanecer en un "lugar donde nunca pensó que iba estar".

El informante agregó: "Stinfale conoce de memoria el penal, después de haber hecho numerosas visitas a sus clientes".

Hasta anoche estaba alojado en el pabellón 12 del Módulo Residencial III. Como en la cárcel de Ezeiza, las celdas son individuales.

En el pabellón 12 hay otros 14 internos de "baja conflictividad". Desde que entró en el penal, Stinfale es "sometido al protocolo de ingreso, que consiste en 90 preguntas para saber evaluar si su personalidad y su estado constituyen un riesgo para él o para terceros".

Ayer, según los informantes consultados, Stinfale recibió las visitas de sus abogados defensores, que le llevaron ropa y otros elementos.

Anteayer, el empresario estuvo durante casi ocho horas en el despacho de Casanello. En su declaración indagatoria, el abogado negó los cargos en su contra.

El fiscal Delgado, en su dictamen, había sostenido que Stinfale fue un organizador "no visible" de la rave.

El abogado sostuvo que el negocio de Speed Unlimited, bebida comercializada por Energy Group, no es la venta de éxtasis. Y responsabilizó por el comercio de droga en Time Warp a la Prefectura Naval por no hacer su trabajo y evitar la venta de droga sintética.

"Nombró puntualmente a un prefecto de apellido Alarcón", dijeron las fuentes consultadas. Se trata de un integrante del Departamento Investigaciones del Narcotráfico que el lunes pasado fue llamado a indagatoria.

Hace tres días el legislador porteño y dirigente de La Alameda Gustavo Vera hizo una presentación como amicus curiae en el juzgado de Casanello sobre el arquitecto Claudio Alberto Iacobaccio, gerente de Eventos Masivos de la Dirección General de Fiscalización y Control de la Ciudad, una de las áreas que debía controlar la fiesta. La presentación está constituida por una serie de elementos que probarían un aumento patrimonial desproporcionado de Iacobaccio en paralelo a su ejercicio dentro de la Agencia de Control Gubernamental de la ciudad.