Standard & Poor´s elevó nota crediticia de la Argentina

La agencia tomó esa decisión ante el pago que realizó el gobierno a bonistas que habían ingresado a las reestructuraciones de duda. Sin embargo, alertó que el país enfrenta una "elevada inflación" del 40% anual.
Sábado 7 de mayo de 2016
La calificadora internacional Standard & Poor´s decidió elevar la nota crediticia de la Argentina desde default selectivo a "B-", pero alertó que el país enfrenta una "elevada inflación" del 40% anual.

La agencia tomó esa decisión ante el pago que realizó el gobierno a bonistas que habían ingresado a las reestructuraciones de duda.

El 22 de abril pasado, la Argentina dejó atrás una cesación de pagos de más de 14 años al abonar más de 9.000 millones de dólares a fondos buitre.

S&P elevó también la nota soberana en moneda extranjera a corto plazo a "B" desde "D".

Según consignó la agencia en el informe, tomó esa decisión luego de que el miércoles de esta semana la Argentina pagó 2.700 millones de dólares de intereses vencidos sobre sus bonos discount, par y globales 2017 que estaban en incumplimiento desde julio de 2014.


"Tras el pago, subimos nuestra calificación soberana en moneda extranjera de largo y corto plazo en escala global de Argentina a ‘B-’ y ‘B’, respectivamente, desde ‘SD’ (incumplimiento selectivo) y ‘D’", señaló la compañía.

Agregó que también afirmaron las "calificaciones soberanas en moneda local de largo y corto plazo de ‘B-’ y ‘B’, respectivamente, y nuestra evaluación de riesgo de transferencia y convertibilidad en B- ".

“La tendencia de las calificaciones de largo plazo es estable y pondera nuestra opinión sobre el compromiso del gobierno con un ajuste fiscal y estructural con los desafíos políticos y económicos para llevarlo a cabo", agregó.

Sobre la coyuntura actual, sostuvo que la administración de Mauricio Macri "ha logrado reducir los subsidios, fiscales, liberalizar y unificar el tipo de cambio, eliminar los controles de capital, disminuir y eliminar algunos impuestos a la exportación y dar inicio a la reestructuración del instituto de
estadísticas".

No obstante, advirtió que "la inflación se mantiene elevada, posiblemente por encima de 40%, y esperamos que el PBI se contraiga este año (en parte debido a la contracción fiscal y monetaria), evidenciando los desafíos políticos y económicos subyacentes".