San Lorenzo le dio otro golpe a River y sigue en la cima

Lo superó 2 a 1 con goles de Blandi -2- para el Cuervo y Alario para el Millonario. El Ciclón aprovechó los errores defensivos de su rival y alcanzó a Godoy Cruz en lo más alto de su zona.
Sábado 7 de mayo de 2016
Con un dominio abrumador durante gran parte del juego y con tranquilidad para esperar a un rival muy flojo, San Lorenzo le ganó esta tarde 2 a 1 en el Nuevo Gasómetro y alcanzó a Godoy Cruz en la cima de la zona 1.

En un partido válido por la décimocuarta del torneo de Primera División, Nicolás Blandi, a los 37 minutos del primer tiempo y después de un muy buen pase que le dio Emanuel Más, abrió el marcador.

En el complemento, otra vez el delantero aumentó la cuenta, a los ocho minutos, luego de una buena jugada ofensiva, al tiempo que Lucas Alario, a los 46, marcó el descuento.

San Lorenzo, que manejó el balón y ahogó a su rival con mucha presión, manejó el partido a su antojo y no pasó sobresaltos frente a un adversario que cada vez juega peor.

De esta manera, San Lorenzo le generó ocho situaciones claras a un River que tuvo que lamentar la pérdida de Andrés D´Alessandro por una lesión muscular a los 18 minutos.

Sin embargo, la buena actuación de Barovero y la falta de puntería hicieron que la diferencia fuera sólo de un gol.

El único tanto de la etapa lo marcó Blandi después de una muy buena jugada que incluyó un delicioso pase filtrado de Néstor Ortigoza para Emanuel Más, que metió el centro para que convierta el punta.

En el complemento, San Lorenzo continuó de la misma manera y, en la primera ocasión que tuvo, facturó.

Como muestra de su gran repertorio ofensivo, Fernando Belluschi -que esta vez no se destacó- puso un pase filoso para Blanco, que dejó pasar el balón para que Blandi defina.

A partir de ahí, el "Ciclón" se replegó un poco y apostó a liquidar el pleito de contragolpe, al punto tal que River tuvo chances de manejar el balón.

Con la responsabilidad de llevar el peso del partido, quedó plasmada la falta de ideas del conjunto de Marcelo Gallardo a la hora de generar juego.

A pesar de los ingresos de Gonzalo Martínez y el juvenil Tomás Andrade por Nacho Fernández y Mayada, el visitante no tuvo juego asociado y, a excepción de un remate desde lejos de Lucho González que besó el travesaño, no fue incisivo.

De hecho, el gol de Alario fue una jugada aislada que generó Milton Casco tras desbordar y eludir dos rivales por derecha y que el propio delantero capitalizó después de tomar un rebote.