Platini renunció a la UEFA envuelto en un escándalo

La Comisión de Ética de la FIFA le redujo la sanción, pero lo encontró culpable por un dudoso pago de dos millones de francos suizos que Blatter le giró en 2011.
Lunes 9 de mayo de 2016
El Tribunal Arbitral del Deporte de Lausana (TAS) confirmó este lunes en un comunicado que ha reducido de seis a cuatro años la suspensión impuesta por la FIFA contra Michel Platini.

El TAS reconoce la "validez" del contrato oral que ligaba a la FIFA y a Platini, pero "no está convencido de la legitimidad" del pago de 1,8 millones de euros al francés en 2011 por un trabajo de asesoría a Joseph Blatter, entonces presidente de la FIFA, concluido en 2002.

Igualmente, el TAS redujo de 80.000 a 60.000 francos suizos (72.000 a 54.000 euros) la multa dictada por la FIFA contra el mítico exfutbolista francés.

Platini anunció poco después del veredicto, mediante un comunicado, que dimite como presidente de la UEFA "para continuar el combate ante los tribunales suizos". Sus abogados habían señalado poco antes que presentaría su dimisión "con la ocasión del próximo Congreso de la organización".

Blatter, primero mentor y luego enemigo de Platini, "tomó nota" de la decisión, pero no hizo más comentarios. La Federación Francesa de Fútbol (FFF) reaccionó al fallo del TAS con un comunicado, destacando el papel de Platini como "un hombre que siempre ha trabajado en el interés del fútbol".

El 21 de diciembre, el francés había sido suspendido ocho años por la justicia interna de la FIFA, una pena que fue reducida a seis años en febrero tras un primer recurso.

Blatter fue además imputado por la justicia suiza por el controvertido pago a Platini, así como por un contrato de derechos de televisión, presuntamente muy por debajo del precio de mercado, en detrimento de la FIFA. Michel Platini declaró en ese caso en calidad de testigo asistido.

Ante el TAS, Platini declaró el 29 de abril durante ocho horas, en las que dio sus explicaciones ante los tres árbitros encargados de dictar sentencia sobre su suspensión. Al salir del tribunal había dicho que era "todavía más optimista" sobre la posibilidad de que el TAS le diera la razón.

A la espera del veredicto del TAS, la UEFA no había designado formalmente un presidente interino en su Comité Ejecutivo del 3 de mayo en Budapest, pero decidió que estudiaría la situación sobre el caso Platini el 18 de mayo, en un Comité Ejecutivo extraordinario en Basilea (Suiza), coincidiendo con la final de la Europa League.