Mea culpa en el caso Petrolao: empresa devolverá u$s 287 M

La constructora Andrade Gutiérrez hizo un inédito “mea culpa” por las ilegalidades practicadas en el marco del esquema de sobornos en Petrobras. Se comprometió a que estos delitos no vuelvan a ocurrir.
Lunes 9 de mayo de 2016

La constructora brasileña Andrade Gutierrez, la segunda más importante del país, devolverá a las arcas públicas 287 millones de dólares desviados del caso de corrupción de Petrobras. La medida es producto de un acuerdo de colaboración con la justicia.

La constructora pidió “disculpas al pueblo brasileño” y presentó una lista de propuestas para evitar nuevos casos de corrupción en obras públicas.


"Es momento de que la empresa venga al público y admita, de modo transparente delante de toda la sociedad brasileña, sus errores y repare los daños causados al país y a la propia reputación de la empresa",
señaló la compañía en un comunicado publicado en los principales diarios brasileños bajo el título "manifiesto por un Brasil mejor", que llega dos días antes de que el Senado vote por la apertura del impeachment a la presidenta Dilma Rousseff, por manipulación de las cuentas públicas.


Ejecutivos de Andrade Gutierrez han reconocido haber pagado sobornos a políticos con el objetivo de obtener concesiones de obras en proyectos de Petrobras, estadios de fútbol para el Mundial de Brasil 2014, la central nuclear Angra 3 y la hidroeléctrica Belo Monte.

La empresa formó parte de una red de empresas que se repartieron licitaciones públicas, elevando sus precios y pagaron sobornos a políticos que permitieron las maniobras.


El monto de dinero que será resarcido a los cofres públicos es el mayor jamás logrado en la historia de Brasil y se combinó tras el acuerdo de indulgencia que las autoridades de Andrade Gutierrez firmaron con la Justicia, aprobado por el juez federal Sergio Moro, de Curitiba, que lleva adelante el caso del "petrolão", y ratificado por el Supremo Tribunal Federal (STF).

Caso Petrolao